Melania Trump prescinde del velo en la visita oficial a Arabia Saudí

Donald Trump ha llegado este sábado por la mañana a Arabia Saudí. Se trata de su primer viaje al extranjero desde que asumió la presidencia, pero pese a que todos los medios estaban pendientes del presidente estadounidense, ha sido Melania la que ha acabado acaparando la atención.

La primera dama ha bajado del Air Force One sin velo, a pesar de que el magnate criticó un gesto similar de Michelle Obama cuando visitó Riad en 2015. Trump reprochó entonces que Michelle no llevara cubierta la cabeza y tuiteó lo siguiente: “Mucha gente dice que fue maravilloso que la señora Obama se negase a llevar pañuelo en Arabia Saudí, pero ellos se sintieron insultados. Ya tenemos suficientes enemigos”.

Melania ha seguido los pasos de su antecesora y ha dado un apretón de manos al rey Salman, que les esperaba en el aeropuerto de Riad. Esto último puede ser considerado escandaloso por muchos musulmanes conservadores del país, que ven con malos ojos que una mujer de la mano a un hombre.

Pero las primeras damas estadounidenses no han sido las únicas en escapar del código de vestimenta del país. A principios de año, la cancillera alemana, Angela Merkel, también prescindió del velo durante su visita a Arabia Saudí. Lo mismo ocurrió con la primera ministra británica, Theresa May, que aseguró que quería ser un modelo a seguir para las mujeres oprimidas.

Arabia Saudi tiene prácticas estrictas en lo que respecta a las mujeres en los espacios públicos. La normativa les prohíbe conducir, salir a la calle con el cabello descubierto y les obliga a vestir la abaya, un manto negro que les cubre hasta los pies. Además, si su marido lo cree conveniente, deben llevar un niqab, un velo que cubre toda la cara.

Loading...