Inicio Actualidad Mensaje europeísta de Macron y Merkel al conmemorar el centenario del armisticio

Mensaje europeísta de Macron y Merkel al conmemorar el centenario del armisticio

El presidente francés, Emmanuel Macron, y la cancillera alemana, Angela Merkel, han recorrido juntos el claro del bosque de Compiègne donde hace un siglo se firmó el armisticio que puso fin a los combates de la primera guerra mundial en el frente occidental, un conflicto que dejó 18 millones de muertos.

Desde 1945 nunca un canciller alemán había visitado el escenario que encarna la derrota de su país. “Aquí, el 11 de noviembre de 1918 sucumbió el criminal orgullo del imperio alemán vencido por los pueblos libres a los que pretendió someter”, reza la inscripción de la gran losa situada en el centro del recinto.

Este sábado, Macron y Merkel han descubierto una nueva placa conmemorativa con un mensaje conciliador, europeísta y pacifista. “Con motivo del centenario del armisticio del 11 de noviembre de 1918, Emmanuel Macron, presidente de la República francesa y Angela Merkel, cancillera de la República federal de Alemania, han reafirmado aquí el valor de la reconciliación franco-alemana al servicio de Europa y de la paz”.

Tentaciones

Después de escuchar el himno alemán, la Marsellesa y la Oda a la Alegría, han pasado revista a las tropas, entre ellas una brigada franco-alemana binacional creada en 1989,y han firmado en el libro de honor sentados en la mesa de negociación del armisticio ubicada en una réplica del famoso vagón restaurante de tren que el mariscal Foch eligió por estar próximo a su cuartel general de Senlis. El vagón original –que Hitler ordenó llevar a Alemania-se destruyó en Berlín en 1945, al término de la segunda guerra mundial.

Luego, se dieron un pequeño baño de masas y charlaron con las autoridades y los jóvenes presentes en el acto a quienes Macron recordó que si Europa ha vivido 73 años de paz es en primer lugar por “los franceses y los alemanes lo han querido”. “No hay que ceder a las pasiones tistes y a las tentaciones de la división. Hace falta que la juventud francesa y alemana sigan liderando proyectos comunes, construyendo juntos el futuro”, les ha dicho.

Imagen simbólica

La simbólica imagen de ambos mandatarios, que evoca aquella instantánea de 1984 con François Mitterrand y Helmut Kohl cogidos de la mano en el cementerio de Douaumont, contrasta con la incapacidad del eje franco-alemán para hacer avanzar el proyecto europeo.

La debilidad de Merkel tras anunciar que abandonará la presidencia de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y se retirará de la política en 2021, priva al presidente francés de una aliada imprescindible en Europa. Además,  el escaso entusiasmo del partido de la cancillera por reformas cruciales, como la de la zona euro, deja al viejo continente sumido en la parálisis a seis meses de unas elecciones que medirán el avance de las fuerzas populistas.