Mercedes-Benz pone la primera piedra de su fábrica de baterías en EEUU

4

Mercedes-Benz ha puesto en Tuscoloosa (Alabama, Estados Unidos) la primera piedra de la que será su nueva fábrica de baterías para coches eléctricos en el país americano y que conllevará la creación de 600 puestos de trabajo.

La instalación se levantará a unos once kilómetros de la planta de coches que tiene en esa ciudad estadounidense, de donde acaba de salir el primer Mercedes-Benz GLE construido con la nueva plataforma para SUV (todocaminos).

Hace un año, el fabricante de la estrella anunció que invertiría mil millones de dólares (unos 867 millones de euros al cambio actual) en Tuscoloosa, de los que gran parte se destinarían a levantar la nueva planta de baterías que montará el futuro SUV eléctrico de la familia EQ.

La fábrica de baterías, que se espera esté operativa en 2019, tendrá tres áreas principales: la de preparación de los componentes, la de ensamblaje y la de almacenaje.

La marca alemana está preparando seis zonas en todo el mundo para los modelos eléctricos EQ y una red de suministro de baterías formada por ocho factorías, según el miembro del directorio de la división de Mercedes-Benz Cars, Markus Schäfer.

En Alabama, Mercedes-Benz fabrica los todocaminos GLE, GLE Coupé y GLS, de los que las dos terceras partes se exportan a todo el mundo.