El Mercedes que Hitler regaló a Franco y conduce el Rey

171

En el museo de la Guardia Real se encuentra la berlina que protagonizó el enlace de Felipe y Letizia y la proclamación como rey de España. Además, también se encuentra el Mercedes G4 que Hitler le regaló a Franco. Por último, recorremos el taller donde ponen a punto los vehículos.

Entre todos, destaca el Mercedes G4. Fue construido como el reflejo a cuatro ruedas del ambiente ultrapatriótico, de nacionalismo enfermizo y exacerbado que en aquella época envolvía la atmósfera del país y que entendía los avances tecnológicos como un anticipo de la conquistas militares en las que Hitler tenía pensado embarcarse.

El G4 presumía de contar con una de las mecánicas más avanzadas que se conocían por entonces, como la tracción permanente a dos de sus tres ejes, y fue presentado como un ejemplo de su superioridad tecnológica.

Las autoridades nazis querían que fuera un vehículo exclusivo, así que nunca llegó a comercializarse y las pocas unidades que se construyeron, 57 entre 1934 y 1939, fueron regaladas a las más altas autoridades del partido.