Inicio Actualidad Merkel y Schulz llegan a un principio de acuerdo para formar gobierno...

Merkel y Schulz llegan a un principio de acuerdo para formar gobierno en Alemania

Conservadores (CDU/CSU) y socialdemócratas (SPD) volverán a negociar un gobierno conjunto en Alemania. Reunidos durante más de 24 horas en una cumbre a tres bandos con la cúpula de los partidos, la canciller alemana Angela Merkel y el líder progresista Martin Schulz han llegado a un acuerdo para empezar los diálogos para reeditar la Gran Coalición, a falta de que ambos equipos de negociaciones den su visto bueno al preacuerdo.

Sin embargo, la formación de un nuevo gobierno aún está lejos de materializarse. El acuerdo llegado a este viernes tras unas negociaciones maratonianas que han durado toda la noche era la primera ronda de exploración entre los tres partidos hegemónicos alemanes – donde se incluye a los conservadores bávaros de la CSU -, que han gobernado de la mano en ocho de los 12 años de mandato merkeliano. En un largo documento del que aún se desconocen los detalles se han fijado aspectos espinosos que separan a los partidos como la política migratoria o el aumento de impuestos

Con este paso, ambas formaciones se sentarán en la mesa las próximas semanas sin que haya un camino claro. Tras una semana de charlas discretas, Merkel y Schulz han arrojado así un poco de luz sobre la incertidumbre política que vive Alemania, poco acostumbrada a tantas dudas. Pero los interrogantes siguen. El próximo 21 de enero el SPD celebrará un congreso extraordinario en la ciudad de Bonn donde sus delegados deberán ratificar ese preacuerdo. Entonces comenzarán las negociaciones formales para diseñar un programa de gobierno. De prosperar, el pacto final de gobierno también deberá ser aceptado por las bases socialdemócratas, más críticas con la CDU.

LENTITUD HISTÓRICA

Así, Alemania avanza a paso de tortuga hacia un nuevo gobierno en unas negociaciones que se han convertido en las más largas de la historia moderna del país. Más allá de la tradicional lentitud política germánica, eso se debe a dos razones. Por un lado, al fracaso de las anteriores negociaciones entre conservadores, liberales y ecologistas para formar un tripartito inédito conocido como la coalición Jamaica. Por el otro, a una fragmentación parlamentaria que dificulta los equilibrios para formar mayorías.

Las elecciones del pasado 24 de setiembre resultaron en el Bundestag más plural y atomizado de la historia. El parlamento federal da cabida ahora a siete formaciones políticas, incluyendo a la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), que consiguió romper el tablero político alemán y situarse como tercera fuerza del país con el 12,6% de los votos.