Inicio Actualidad Mestalla, una plaza difícil

Mestalla, una plaza difícil

Si es cierto que la Copa se ha aparcado hasta las nueve de la noche de mañana, hacen bien los jugadores y técnicos del Mallorca porque su visita a Mestalla es uno de los partidos más difíciles entre los que aguardan en las nueve últimas jornadas de liga.

Rubén Baraja ha llevado a cabo un trabajo extraordinario al frente de un Valencia super joven que a base de confiar en futbolistas muy jóvenes, ha cuadrado un conjunto sólido en defensa -el segundo local menos goleado de Primera- y muy activo en ataque. Es más, las sucesivas bajas que ha sufrido durante la competición no parecen haberle afectado lo más mínimo.

En defensa Mamardashvili (22), Thyerry (24), Mosquera (19), J.Vázquez (20), Pepelu (24), Javi Guerra (20) Fran Pérez (20) Pepelu (24), Federico (21), Hugo Duro (23)…….solo son algunos de los posibles rivales cuya media de edad ni me atrevo a calcular. Con 40 puntos en la clasificación general, a seis de competición europea, únicamente han perdido dos puntos ante su gente de los catorce disputados en este año. Y eso que tienen en la enfermería a Diakhaby, Gayá y algún compañero recientemente dado de alta. Defienden a muerte, luchan cada balón como si les fuera la vida en ello, tienen rematadores, especialistas a larga distancia o en duelos individuales. En suma, juegan a fútbol y son veloces.

Aguirre no podrá contar todavía con Valjent. Sí con Maffeo y con Samu. También con los tres internacionales, Rajkovic, Muriqi y Larin. Su disposición sobre el terreno de juego, incluso su alineación inicial ya es otra cuestión.

El madrileño Ortiz Arias expulsó en el campo del Betis a Mascarell por un pisotón que no había dado, sino que había recibido. Repitió en Villarreal (1-1), donde cumplió mejor, y ahora regresa a Mestalla, escenario en el que dirigió al propietario contra el Barça (1-1). Muy apreciado por el Comité, es irregular, quiere llegar a internacional y no acepta mucho diálogo. Ha pitado 16 lances esta temporada, con 59 amarillas, 6 rojas y solo 3 penaltis. Lo mejor para todo colegiado es que los protagonistas colaboren.