Inicio Actualidad Meteorosensibilidad y su influencia en el humor durante el verano

Meteorosensibilidad y su influencia en el humor durante el verano

El calor influye en el estado de ánimo de las personas meteorosensibles.

El verano trae muchas cosas: vacaciones, viajes, comidas en el chiringuito, días en la piscina, pero especialmente un cambio de temperaturas. El mercurio sube, el calor toma nuestro día a día y esto puede terminar por influir en nuestro estado de ánimo, más en las personas que presentan en personas meteorosensibles. Unos individuos que sufren más que el resto con estas alteraciones.

Habitualmente las personas con meteorosensibilidad pueden experimentar un cambio de humor por culpa de las altas temperaturas del verano. Algo que puede alterar el buen ambiente en el hogar y dar origen a discusiones. Un buen motivo para tratar de prevenir los efectos que provoca el mercurio en la personalidad de los miembros de la familia y conseguir unas vacaciones perfectas.

A cualquier edad

Habitualmente tenemos la imagen de una persona mayor quejándose de las molestias que provocan los cambios de temperatura. Sin embargo, tal y como se explica desde el hospital La Palama, la meteorosensibilidad puede aparecer a cualquier edad. De hecho, más de la mitad de la población española es influida por las alteraciones en el mercurio que aparecen a lo largo del año, desde el frío del invierno hasta el calor del verano.

Si bien no se sabe qué causa la meteorosensibilidad en las personas, sí que se conocen bien sus efectos en estos individuos. El cuerpo manda señales a huesos y músculos avisando de un próximo cambio en el tiempo. Por ello, las personas metereosensibles sufren dolores de cabeza, molestias en cicatrices de heridas u operaciones, dolores articulares. También puede aparecer un mal humor derivado de estas molestias físicas o provocadas por el cambio de temperaturas.

En algunos casos, las personas metereosensibles pueden mostrarse más agresivas e irritables ante cualquier situación cotidiana. Incluso es posible experimentar una depresión durante el periodo veraniego, contextos que pueden fastidiar el periodo vacacional en algunas familias que por culpa de estos problemas se ven inmersos en un contexto de discusión constante.

Evitar estos problemas

Para evitar que el calor termine por arruinar las vacaciones de la familia por estas alteraciones en el humor, los especialistas recomiendan seguir estos consejos para prevenir estos problemas:

– Cuidar la temperatura del hogar. Si el calor altera el estado de ánimo, lo mejor es asegurar una temperatura en torno a los 22ºC en casa. A ello ayudará el equipo de aire acondicionado y el uso de ventiladores, así como una hidratación constante.

– Dormir las horas adecuadas. La falta de sueño puede acrecentar el mal humor en las personas metereosensibles, se recomienda descansar las horas recomendadas por los expertos para evitar este incremento.

– Cuidado de la alimentación. Al igual que la falta de sueño, una digestión pesada también puede alterar el humor. En el caso de las personas metereosensibles también puede influir en su estado de ánimo. Una dieta ajustada a lo consejos de los nutricionistas evitará este problema.

– Tolerancia. Estos cambios de humor no son gratuitos, son provocados por un problema en la persona. Los familiares deben respetar este aspecto y no enfadarse con estos individuos y dejarles su espacio para que se calmen cuando muestren señales de metereosensibilidad.

Damián Montero

Te puede interesar:

– 10 claves para proteger a los bebés de los golpes de calor

Ideas para refrescar al bebé

El verano del bebé: al aire libre