Inicio Actualidad Minicargadoras: equipo universal de almacén

Minicargadoras: equipo universal de almacén

Las minicargadoras son vehículos pequeños que se utilizan para una variedad de tareas en espacios reducidos. Gradualmente, están reemplazando equipos especiales de gran tamaño de los sitios de trabajo. Todo se explica por la combinación perfecta de su tamaño compacto y potencia. Varios modelos de dichos equipos se presentan en el portal especializado Machineryline, en la sección de clasificados https://machineryline.es/-/minicargadoras–c181 , donde se publican minicargadoras de vendedores de muchos países del mundo, así como características técnicas detalladas y descripciones de las máquinas.

Alcance de las minicargadoras

Las minicargadoras se utilizan ampliamente en almacenes. Trabajan eficazmente en espacios reducidos, moviendo carga y realizando operaciones de carga y descarga.

Además, se utilizan equipos especiales en otras áreas:

– servicios comunales;

– construcción;

– puertos;

– agricultura;

– reparación y construcción de carreteras;

– planificación del paisaje.

Variedades de modelos de minicargadoras

Hay una gran cantidad de minicargadoras, que se diferencian entre sí en diseño y características técnicas.

Los vehículos especiales con orugas son capaces de trabajar en suelos blandos o sueltos. La presencia de orugas anchas aumenta significativamente la capacidad de campo traviesa del equipo y permite su uso como máquinas elevadoras, zanjadoras y excavadoras. Además, las minicargadoras están en demanda cuando se trabaja en canteras.

Las minicargadoras de orugas no están exentos de inconvenientes. No son muy maniobrables y tienen un gran radio de giro. Para su transporte, se requiere equipo especial auxiliar. Tampoco es deseable utilizar tales máquinas en una superficie de carretera asfaltada.

Los modelos con ruedas se mueven al lugar de trabajo de forma independiente. Para ello, están equipados con luces de freno, luces de posición y se caracterizan por una mayor distancia al suelo.

La técnica se distingue por la maniobrabilidad, que se logra mediante el diseño del marco y la presencia de unidades separadas para todas las ruedas. Dichas minicargadoras están equipadas con varios accesorios (cucharón, cepillos para carreteras y horquillas). Esto permite que un modelo se utilice tanto para excavación como para manipulación u otro trabajo.

Las minicargadoras en la versión clásica están equipadas con un dispositivo de elevación frontal con horquillas. Con la ayuda de un cuerpo de trabajo de este tipo, un vehículo especial es capaz de levantar y mover carga en forma de paletas especiales o estandarizadas.

Las minicargadoras de dirección deslizante están diseñadas para moverse sobre superficies niveladas. Se caracterizan por una distancia al suelo reducida y ruedas de pequeño diámetro.

El diseño de las minicargadoras compactas enfatiza el plumín abatible montado en la parte trasera. Esto le permite lograr una reducción en el tamaño del cuerpo y hacer que la máquina sea más maniobrable.

Dicho equipo especial es capaz de realizar una serie de tareas específicas:

– en verano e invierno para limpiar carreteras, emplazamientos y aeródromos;

– realizar la planificación de territorios;

– cavar pozos y zanjas;

– realizar tareas de jardinería;

– participar en trabajos agrotécnicos.

Las minicargadoras frontales están equipadas con un bastidor articulado y se caracterizan por un brazo frontal. La desventaja de tales modelos es el aumento de las dimensiones del cuerpo, la complejidad de la reparación y el uso limitado de dispositivos reemplazables. Debido a la posición delantera de la pluma, la visión del operador está limitada durante una serie de operaciones.

Elección de minicargadoras

Al comprar una minicargadora, debe considerar dónde planea usarla. Esto afecta la elección del diseño del equipo y sus características técnicas. Estas máquinas pueden tener una capacidad de elevación de 0,5 a 10 toneladas y una capacidad de cuchara de 0,4 a 20 metros cúbicos. También es importante elegir el accesorio adecuado. Las opciones más populares son el balde de retorno, los cepillos, las horquillas, las barrenas y los dispositivos de limpieza de nieve.

Publicidad