Miquel Iceta: “Es lógico que la salida de esto sean unas elecciones”

Miquel Iceta (Barcelona, 1960) está convencido de que la situación actual de Catalunya acabará con un acuerdo. “Lo que tengo dudas es cuánto tiempo tardaremos en alcanzarlo y los costes que supondrá” por el tiempo perdido. El primer secretario del PSC es el único político del Parlament con contactos en el Palau de la Generalitat y la Moncloa : “Tenemos que acabar con esta situación lo antes posible por el bien de todos”.

¿Qué cree que contestará el president al requerimiento del Gobierno?

No lo sé… Yo le pediría que sea sincero: No declaró la independencia. Él asumió un mandato y dio por suspendida una declaración que no se había producido. Le pido que aproveche y ponga un anexo en su respuesta con los temas que él cree que tendrían que ser objeto de una negociación con el Gobierno de España. Así puede convertir el requerimiento en el inicio de un diálogo.

¿Un diálogo con qué puntos?

Los famosos 46. Puigdemont tiene hecho el trabajo. Que diga que quiere hablar sobre esas peticiones y veremos hasta qué punto somos capaces entre todos de ayudar en esta negociación. Y podrá utilizar en la medida de que sea convenientes los mecanismos que se han creado en el Congreso.

El referéndum pactado era el primer punto…

Defendemos una negociación sin condiciones previas y en la que nadie quiera prefigurar el resultado. Yo sé que los independentistas plantearán la independencia o el referéndum, como ellos saben que nosotros plantearemos un referéndum sobre la reforma constitucional. Que cada partido vaya con su propuesta. Pero que todos sepan que no tienen derecho a decir: yo sólo voy si consigo lo que quiero.

Pero descarta la mediación internacional.

Mediación tiene un sentido jurídico fuerte que implica que las dos partes hayan aceptado la autoridad de un tercero que puede llegar incluso a imponer una decisión sobre las dos partes. Un estado soberano no puede aceptar esto de ninguna manera. Si por mediación se entiende por elementos que favorecen la negociación, pueden haber muchas.

La fórmula que propone Puigdemont de una mesa con dos representantes de cada Gobierno, sin condiciones… ¿Es viable?

Tenemos ya mecanismos bilaterales, como la comisión Generalitat-Estado que hace mucho tiempo que no se reúne. Pero si es necesario crear otros, se crean. Si dice que no hay independencia hay muchas cosas viables.

Si dice que sí hubo independencia, ¿apoyará la aplicación del art. 155 sin límites?

Antes tendremos que conocer las medidas. Pero es obvio que si una parte de España declara unilateralmente la independencia el Estado hará todo lo posible para restaurar la legalidad.

El PSOE ha conseguido que el PP acepte una reforma federal de la Constitución, pero esto no es una solución a corto plazo.

No, pero ¿por qué no pensar en un año? De proceso llevamos cinco con resultado cero.

¿Qué podría aportar esa reforma?

Más autonomía, mejor financiación, una reforma del estado y un instrumento que nos permita votar para ver si los catalanes y el conjunto de los españoles están conformes con la propuesta.

¿Se puede negociar algo así con PP y Cs?

La democracia implica respeto a todas las posiciones y una negociación implica que uno antes de sentarse sepa que no obtendrá todo lo que quiere. Hay posiciones muy diferentes y algunas muy alejadas, pero para reformar una Constitución necesitas un consenso muy amplio. El PP ahora representa a 7 millones de españoles, tú no cambiarás lo que es España en contra de su voluntad.

Entonces…

Los tendrás que llevar a un terreno común que quizás no sería el que ellos querrían y tampoco será el que exactamente tú pensabas. El PP ha aceptado de forma clara la reforma federal de la Constitución que hasta ahora no quería. Ahora está dispuesto a hablar. Veamos a dónde llegamos

ERC no quiere participar y representa a una parte importante de catalanes.

ERC votó no al Estatut pero luego formó parte de un Govern que lo desarrolló. Entiendo que en el momento actual ERC diga que no quiere participar. Lo que encuentro muy positivo es que el PDECat diga que sí.

¿Podrá haber asimetrías?

Ya las hay. Catalunya es, por ejemplo, la única autonomía que tiene competencias en prisiones. Tenemos policía propia. El País Vasco y Navarra tienen una financiación diferente.

¿Puede Catalunya tener una financiación diferente sin vetos de otras autonomías?

Lo podemos hablar. La Lofca que es una buena ley dice que se tiene que aplicar en armonía de lo que disponen los estatutos. Hay gente que confunde unidad con uniformidad o con homogeneidad. Nosotros pedimos sacar el máximo provecho de una concepción plural de España que es la que mejor se ajusta su realidad. No estoy diciendo que sea fácil, estoy diciendo que no veo mejor camino que este para resolver el problema que tenemos entre manos.

No es fácil ni dentro del mismo PSOE…

No. Cuando hablamos de intereses y de planteamientos económicos concretos dentro de las organizaciones puede haber puntos de vista diferentes. Hay una gente que está muy preocupada por la solidaridad y que en cambio no ve con preocupación que Catalunya acabe recibiendo menos recursos por cápita por la prestación de servicios públicos.

¿Entonces?

Tendremos que buscar un camino. Lo que ofrecemos es: nosotros creemos en la solidaridad, nosotros estamos dispuestos a que Catalunya aporte más en la medida de que tiene más posibilidades de creación de riqueza, lo que no estamos dispuestos es que este esfuerzo de solidaridad acabe perjudicando a los ciudadanos de Catalunya, que puedan acabar recibiendo menos recursos per cápita para la sanidad, la educación, la dependencia u otros.

Pero el momento es crítico y se necesitan soluciones inmediatas.

Soluciones mágicas no hay. Parte de la decepción que se ha producido entorno el sector independentista es porque había gente que se había creído que esto era rápido y sin obstáculos. Pero dentro de las muchas cosas que se pueden hablar se puede hacer un pacto de Estado para resolver el encaje de Catalunya que después se vaya proyectado con instrumentos jurídicos concretos…

Usted reclama también que se convoquen elecciones en Catalunya.

La legislatura ha terminado. Nos dijeron que serían 18 meses que acabarían con una proclamación de independencia y se cambió por un referéndum. Es lógico que la salida de esto sean unas elecciones.

De momento tiene un pleno la próxima semana.

¿Y qué haremos? ¿Discutir la ley de pesca? Es imposible seguir, al margen de los problemas que pueda tener la mayoría parlamentaria.

¿Cree que se ha roto el bloque independentista?

Vi el disgusto de la CUP, la decepción de bastantes independentistas que se habían concentrado, pero no sé si esto es una ruptura. Se produjeron cosas que algunos no se esperaban en aquella sesión. Después tuvo lugar una especie de placebo, la firma de un documento por parte de unos diputados. Puede que sí, que esto haya hecho tambalearse las cosas.

¿Catalunya está en riesgo de fractura?

La división ya la teníamos, pero cuando hay división y polarización hay riesgo de fractura. Un amigo me decía que no había visto nunca tantas banderas españolas en Catalunya. Los nacionalismos se retroalimentan.

¿Qué papel debe jugar el PSC?

Lo que quiere es volver a ser útil para evitar esa fractura. Ser un espacio de convivencia entre diferentes. Y por eso somos federalistas. Queremos soluciones que no obliguen a elegir entre una identidad u otra. La mayoría de los catalanes tienen identidades mezclada e incluso cambiantes en el tiempo.

¿Quién debería convocar las elecciones?

A mí me gustaría que fuera el president de la Generalitat.

Loading...