Inicio Actualidad Modelos de negocio para sortear la crisis económica (e in…

Modelos de negocio para sortear la crisis económica (e in…

Madrid, 24 de septiembre de 2020 (17:42 CET)

La crisis sanitaria ha puesto de manifiesto tres modelos de negocio que han demostrado su resiliencia en un contexto de cambiante y de inestabilidad, y que han permitido a numerosas empresas sortear e incluso crecer en la crisis económica derivada de la pandemia de Covid-19:

  • El e-commerce o modelo venta 100% online
  • Canales de venta online como refuerzo a las ventas en establecimientos
  • Negocios basados en ofrecer productos a precios bajos

El e-commerce o modelo venta 100% online: Amazon, Glovo, Lola Market

Tras explotar la pandemia del coronavirus en marzo, las empresas que más se han revalorizado han sido las de las grandes compañías tecnológicas como Amazon, Google, Facebook, Microsoft, Netflix, entre muchas otras. A estas se suman además otras nuevas surgidas por las necesidades del confinamiento, como el servicio para videoreuniones Zoom.

Negocios tradicionales como la moda, lujo o banca, así como el pequeño comercio, se han visto obligados a reinventar su modelo económico para sobrevivir.

En estos meses el rey del e-commerce, el fundador de Amazon, Jeff Bezos, se ha convertido en la primera persona de la historia en reunir una fortuna superior a los 200.000 millones de dólares. Un éxito impulsado por el gran crecimiento que han experimentado tanto sus ventas como el valor de sus acciones durante la crisis de la Covid-19.

También la empresas de food delivery se han mantenido en auge incluso tras el confinamiento. Es un negocio que ha crecido un 225% —según Fintonic— con respecto a 2019, consolidando compañías como Glovo, Just Eat, Uber Eats o Deliveroo. Además han sido un balón de oxígeno para muchos restaurantes: el 30% de los negocios de restauración permanecieron activos gracias al delivery, y en muchos casos duplicaron sus ventas online.

La compra online también se ha consolidado en estos últimos meses y todo apunta a que seguirá creciendo.

En cuanto a alimentación, empresas que se encargaban de llevar la compra a domicilio también han incrementado sus operaciones; como en el caso de Deliberry o Lola Market, que ha multiplicado por cuatro sus beneficios durante la pandemia.

Canales de venta online como refuerzo a las ventas en establecimiento: Inditex, Carrefour, 100 Montaditos

Ya en 2018 Amancio Ortega lo tenía claro: su principal estrategia era ofrecer venta online en todos los países del mundo en 2020, incluso en los que no tuviera tiendas físicas.

La crisis sanitaria ha acelerado este proceso: Inditex pisa el acelerador de su apuesta por el online no solo invirtiendo en las tiendas ya existentes, como Zara, Oysho, Pull&Bear o Massimo Dutti, sino también sumando nuevas: la marca de moda accesible del grupo, Lefties, inauguró su tienda online el pasado 3 de septiembre. Con el salto de Lefties a la venta por internet el gigante de Arteixo ya cuenta con todas sus marcas online.

En plena pandemia El Corte Inglés también ha acelerado su transformación digital con el lanzamiento de nuevos servicios y canales de venta.

Que la tienda física y online es la cave de las grandes compañías es algo que también tiene claro Carrefour, que recientemente ha anunciado un acuerdo para comprar 172 tiendas Supersol en España, principalmente en Andalucía y la Comunidad de Madrid. La estrategia de Carrefour es apoyarse en las tiendas de proximidad, combinado con online.

El de la restauración es un sector especialmente azotado por la crisis sanitaria, que también se ha visto obligado a acelerar su digitalización. Durante los meses de confinamiento el delivery fue la única solución para la hostelería; y con la desescalada, la implementación de nuevas medidas de higiene, como la sustitución de las tradicionales cartas en papel por códigos QR o el pago por móvil, entre otras.

100 Montaditos, que en 2020 cumple 20 años, ha estrenado tras la pandemia el delivery de sus famosos montaditos

La compañía del grupo Restalia apuesta por mantener sus locales físicos con medidas de contacto cero y el delivery, bajo una política de precios bajos y promociones irresistibles para el consumidor, tanto el que quiere ir a una terraza como el que prefiere quedarse en casa.

Pero el refuerzo físico no solo pasa por la apertura de locales y medidas de higiene, el apoyo económico a los franquiciados es fundamental para el mantenimiento de los locales de restauración organizada.

The Good Burger (TGB) ha lanzado nuevos formatos para consumir en grupos a domicilio, otro ejemplo de adaptación a los nuevos hábitos de consumo post coronavirus

Recientemente, el grupo Alsea (Vips, Foster’s Hollywood y Starbucks, entre otros) acaba de anunciar el cierre de su enseña Wagamama. Según la compañía, esta decisión corresponde a un ejercicio de racionalización del portfolio del grupo, que está focalizando sus esfuerzos en el impulso de sus principales marcas.

En el caso de Restalia (100 Montaditos, TGB, Cervecería La Sureña, Pepe Taco y Panther Juice & Sandwich Market), a diferencia de Alsea y de la mayoría de las cadenas del sector, su único dueño y presidente, José María Fernández-Capitán, apuesta por la cobertura de sus franquiciados con paquetes de ayudas económicas, como bonificación de los royalties y ayudas a los alquileres.

Gracias a estas medidas, la compañía consiguió abrir el 97% de sus locales (800 en todo el mundo) tras el confinamiento, y ahora ha anunciado estas nuevas medidas para la segunda oleada de coronavirus para que los franquiciados de la compañía puedan hacer frente a las restricciones de aforos y las limitaciones de la restauración. La prioridad es no cerrar locales.

Restalia ha desarrollado modelos como el 100M Bar y Restalia Emprende para favorecer la recuperación del sector.

Las medidas comprenden desde importantes bonificaciones en el royalty, hasta bonificaciones especiales en los productos estratégicos más importantes de cada marca y financiación de compras de materia prima para franquiciados en situaciones especiales, así como el soporte de un equipo especifico de Restalia que prestará asesoramiento y ayuda al franquiciado en las renegociaciones de alquiler de los locales.

Los negocios basados en ofrecer productos a precios bajos: Aliexpress, Primark y Mercadona

El gigante chino del comercio electrónico Aliexpress obtuvo un beneficio neto atribuido de 5.820 millones de euros entre los meses de abril y junio del año, correspondientes al primer trimestre de su año fiscal, lo que supone esa mejora del 124% en comparación con 2019.

Aliexpress es otra de las grandes compañías que ha logrado beneficios a pesar de la pandemia.

A diferencia de su competidor americano, Amazon, cuyo servicio Prime ofrece envíos ultrarrápidos, Alibaba se cimenta en el concepto de que el made in China es más barato, aunque se entregue más tarde.

Mientras todas las cadenas de ropa miran al online como el canal de venta del futuro, Primark apuesta por la tienda física 100%, y todo apunta que saldrá vitoriosa de la crisis. El modelo de la cadena de moda irlandesa es simple: solo tiendas físicas y precios muy baratos, ahorrándose así el coste logístico de la venta online.

Primark asienta su ventaja competitiva en el hecho de que ofrece productos a precios muy bajos gracias a que compra volúmenes muy grandes, lo que le permite reducir al mínimo los costes logísticos y trasladar los ahorros a las prendas. Este modelo no soportaría el coste del envío.

Mercadona acaba de lanzar una oferta de 100 puestos de trabajo tanto en sus establecimientos como en oficina

Mercadona sigue creciendo a pesar de la crisis sanitaria del coronavirus, y prueba de ello es que necesite contratar. Su secreto: Siempre Precios Bajos (SPB), la estrategia implantada en 1992 por Juan Roig que se basa en la exclusividad y contratos a largo plazo de los proveedores que garantiza la estabilidad de precios bajos de la cadena.