Inicio Actualidad Moncloa aprobará por decreto todas las reformas sociales si ERC o PDeCAT...

Moncloa aprobará por decreto todas las reformas sociales si ERC o PDeCAT bloquean los Presupuestos

El Gobierno espera aún que ERC y PDeCAT den el brazo a torcer definitivamente y apoyen sus Presupuestos. Pero Moncloa ha filtrado ya a las formaciones separatistas su plan en caso de que el objetivo de sacar adelante las cuentas generales del Estado para el ejercicio 2019 no salga airoso: aprobará por decreto todas las reformas sociales apoyándose en quien haga falta y culpará a estos partidos de haber favorecido un bloqueo social.

Se trata del plan B. Un plan trazado para sacar partido tanto si salen los Presupuestos adelante como si no superan la negociación. De este modo, y ante la cercanía de elecciones, el PSOE siempre tendría una posibilidad de rentabilizar la tramitación presupuestaria. Si partidos como ERC o PDeCAT se suman a los Presupuestos, porque los socialistas habrán demostrado su gobernabilidad y liderazgo frente a unos partidos separatistas que se han sumado a su supuesto proyecto “social”. Y si estas fuerzas no respaldan las cuentas de Sánchez, porque los socialistas se encargarán de usar este armamento argumentativo en las próximas campañas explicando que han sido el resto de partidos de la moción de censura los que han impedido un mayor desarrollo del gasto social bloqueando los Presupuestos.

Una batería de decretos

El plan se completa con toda una batería de decretos lanzados desde el Ejecutivo para retomar cada una de las reformas sociales que recogen las cuentas para 2009: el aumento del gasto en Ley de Dependencia, el incremento de las pensiones, el aumento de los gastos en empleados públicos, la extensión del permiso de paternidad, el salario mínimo interprofesional (SMI) de 900 euros, etc.

Todas estas medidas serán tramitadas como decretos en caso de no salir triunfadora la negociación de Presupuestos y se llevarán a la Cámara a convalidar de forma que cada una de las fuerzas políticas tenga que posicionarse sobre esos cambios. Fuentes socialistas señalan que “será muy difícil que algunos de los partidos citados se nieguen a votar a favor. E incluso será posible que algunos de los partidos que plantean su rechazo a los Presupuestos acaben votando a favor, por ejemplo, del SMI de 900 euros”.

El plan socialista supondría, en definitiva, la obtención de reformas muy parecidas con una ventaja para ellos: sus supuestos aliados perderían la posibilidad de arrogarse esos triunfos ante sus electores. Pese a ello, los hombres de Pedro Sánchez siguen creyendo que la mayoría de posibilidades se orienta en estos momentos a que sí haya Presupuestos. Precisamente por el error político que podría suponer para esas formaciones el no apoyar determinados aumentos de gasto social.

El propio Podemos ha insinuado ya un posible adelanto electoral en caso de que los Presupuestos se truncasen. Un anuncio que tiene más de deseo que de realidad: y es que, puesto que los morados ya han dado su respaldo, saben que ese castigo por no apoyar reformas sociales no les afectaría.
Moncloa, además, incluye una segunda advertencia a las formaciones separatistas. No tienen previsto acortar la legislatura por el hecho de que no salgan los Presupuestos adelante. Y si las adelantan, no será por este motivo: será por el fraccionamiento del centro derecha, por lo que, en cualquier caso, será para ganar más peso ponderado y quitárselo al resto de formaciones de izquierda. Es decir, que en ningún caso sería para dar más ventaja a los separatistas sino todo lo contrario.