Inicio Actualidad Moncloa fuerza la dimisión de Tornero por la falta de identificación de...

Moncloa fuerza la dimisión de Tornero por la falta de identificación de RTVE con el Gobierno de coalición

Bajan revueltas las aguas en la Corporación RTVE. El presidente José Manuel Pérez Tornero presenta su dimisión, según han confirmado a EL ESPAÑOL-Invertia fuentes conocedoras. Al parecer, la decisión se ha tomado tras una reunión en Moncloa en donde se ha decidido poner fin a la etapa del todavía presidente de la radiotelevisión pública. 

Las fuentes consultadas por este periódico explican que desde el Ejecutivo se busca cambiar la marcha de RTVE. La decisión se habría tomado de mutuo acuerdo, aunque también explican que en el adiós de Pérez Tornero ha influido la pérdida de apoyo del Consejo de Administración. 

Su renuncia al puesto llega después de que el presidente de RTVE se haya reunido en Moncloa con miembros del Gobierno. El objetivo del cambio es dar un volantazo en la gestión de la Corporación y lograr que las audiencias comiencen a repuntar. 

[Competencia sanciona a RTVE y a Atresmedia por publicidad encubierta con multas superiores a 125.000 euros]

Fuentes de Prado del Rey explican a este diario que Pérez Tornero ha perdido la confianza de buena parte del consejo de administración. No sólo de los miembros propuestos por Podemos, Roberto Lakidain y José Manuel Martín MedemTambién de algunos de los miembros a propuesta del propio Partido Socialista (PSOE) como Elena Sánchez y Concepción Cascajosa. 

Los cuatro acusan al ya expresidente de la Corporación de haber dejado RTVE en mínimos de audiencia, e incluso de haber entregado el control de la misma a círculos cercanos al Partido Popular. Así que ahora se busca dar un giro a la situación. 

Poco después de ser llamado por el Gobierno, Tornero ha hecho pública las razones de su dimisión en una carta. En esta, el ya expresidente de la corporación explica que fue nombrado con “objetivos explícitos”. Se trataba de “gestionar con un consenso amplio, sin partidismos; con profesionalidad e independencia, afianzar el pluralismo interno y dejar atrás la fragmentación corporativa”. 

Así, ha asegurado “humildemente” que han avanzado mucho en estos meses y que se han sentado las bases de la transformación. Pero, al mismo tiempo, reconoce que “tomando en cuenta muchos factores ya no se dan las circunstancias para sostener la viabilidad de mi proyecto”.

A su juicio, dice que ha constatado “en el órgano de administración de RTVE -y pese a los esfuerzos ímprobos realizados por algunos de sus componentes- que ya no se dan las circunstancias para el consenso transversal, ni para la conformación de una mayoría plural, estable y coherente”. 

Asimismo, ha añadido que tampoco se conseguía el clima de diálogo que necesitamos para culminar el proyecto. Lo cual dificulta mucho la gobernabilidad de la empresa, e impide llevar a cabo la transformación con la que todos nos habíamos comprometido.

Además, ha recordado que bajo su mandato de año y medio se han llevado a cabo algunas mejoras como avanzar en el saneamiento económico, renovar programas y planes de producción o descentralizar la actividad.

Así, ha terminado asegurando que vino “a sumar y a construir” y que se va con la conciencia “tranquila”. Ahora vuelve a la universidad con “la satisfacción de haber hecho todo lo posible por contribuir a edificar una radiotelevisión pública, plural e independiente a la altura de las expectativas”.

Sustituto

¿Quién sustituirá a Pérez Tornero? Es la pregunta que se hace todo el mundo. Las fuentes consultadas explican que ahora hay dos opciones. La primera, tratar de buscar un acuerdo con el Partido Popular en el Congreso o, incluso, con sus propios socios. Sin embargo, eso tardaría mucho tiempo y dejaría un hueco enorme en RTVE. 

La opción más plausible es que el propio consejo de administración sea quien elija al nuevo presidente dentro de los actuales miembros. Sin embargo, esto tiene el hándicap de que sólo sería presidente del consejo y no de la Corporación. Por tanto, existe un riesgo alto de que RTVE quede en proceso de stand by ya que no habría opción de decidir, por ejemplo, procesos de nuevas contrataciones. 

Hay que recordar que Pérez Tornero llegó a la presidencia de RTVE en marzo de 2021 tras un acuerdo del PSOE y el PP. Un consenso que fue muy criticado por parte de Unidas Podemos y otros socios del Gobierno. 

Publicidad