Inicio Actualidad Moncloa ordena ahora a sus ministros «prudencia» y «discreción» sobre Argelia

Moncloa ordena ahora a sus ministros «prudencia» y «discreción» sobre Argelia

«Prudencia y discreción«, es la nueva máxima sobre Argelia que impera en el Gobierno. La Moncloa no quiere nuevos conflictos con el régimen de Tebbounne y no hará declaraciones que le comprometan para evitar avivar el fuego, máxime tras las últimas declaraciones de Argel calificando a José Manuel Albares de «pirómano», cuestionando su capacidad como diplomático.

Un comunicado muy duro que el Gobierno ha evitado calificar. Sólo el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, ha hecho una defensa de su compañero de gabinete. «Albares es un magnífico ministro de Asuntos Exteriores. Todas las decisiones las ha tomado en favor de España», ha afirmado de manera discreta en una entrevista en la SER.

La enésima polémica por su gestión con Argelia ha pillado al ministro de Exteriores en Nueva Delhi, donde está de visita oficial. En el Gobierno, que esta martes aseguraba que estaba esperando «señales» del Ejecutivo argelino, se encontró con una respuesta contundente pero, a las pocas horas, veía como se destituía al ministro de Finanzas de Argel, artífice del bloqueo comercial a España.

Se desvinculan de la tesis de Calviño

En La Moncloa se aferran a estas «señales contradictorias«, que afirman que Argelia lleva mandando desde hace unos días, para incidir en que «hay que respetar la vía diplomática«. La orden a los ministros es la de ser «prudentes» y «discretos» para interferir lo menos posible en el trabajo diplomático.

Lo que no se esperan son más declaraciones como las de Nadia Calviño, vinculando la reacción de Argelia con una orden de Putin. En La Moncloa se han desvinculado de esta versión, que Albares puso en circulación en conversaciones informales y se publicó en diferentes medios, asegurando que «la vicepresidenta tiene mucha información«. Una forma de asegurar que la teoría es propia de la ministra de Economía.

Un ejemplo era el de la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, que este martes, tras el Consejo de Ministros, evitaba aclarar si el Gobierno compartía las tesis de Calviño, dejando a la vicepresidenta primera sola. La ministra apenas daba información sobre Argelia y se limitaba a decir que el Gobierno estaba en contacto con las empresas españolas en el extranjero para «verificar» que hay normalidad en las transacciones comerciales

Albares, en contacto con todos los grupos

El giro en la política de Argelia, procurando ser más cautelosos, también se traduce en una menor opacidad a la hora de informar al resto de grupos. Fuentes próximas al ministro confirman que Albares ha informado a todos los portavoces de la comisión de Exteriores.

Mediante varias llamadas telefónicas realizadas el viernes, cuando volvía de Bruselas, el máximo responsable de la diplomacia española ha informado a los grupos parlamentarios de la situación en la que se encuentra la crisis de España con Argelia. Exteriores ha querido evitar que la oposición vuelva a tacharles de opacos y evitar críticas como las que recibieron cuando se llegó a un acuerdo con Marruecos. En ese momento, la oposición se enteró, al igual que el resto de españoles, por la carta que publicó Mohamed VI.

Publicidad