Inicio Actualidad Moncloa pide responsabilidad a Podemos pero Sánchez no se reunirá con Iglesias...

Moncloa pide responsabilidad a Podemos pero Sánchez no se reunirá con Iglesias hasta septiembre

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha avanzado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el PSOE retomará la próxima semana las “reuniones” con distintos actores de la sociedad civil a fin de cerrar una propuesta programática que trasladar al conjunto de los partidos políticos para su negociación de cara a una nueva investidura. Celaá ha aprovechado su comparecencia en Moncloa para fijar, de nuevo, la posición del PSOE respecto a un posible acuerdo con Unidas Podemos: “El Gobierno o el PSOE, que es el que lleva las negociaciones, considera que no hay posibilidades de un Gobierno de coalición”.

Este enésimo portazo a la coalición con el partido de Pablo Iglesias entronca con la posición que esta misma semana ya fijó Ferraz tras recibir la última propuesta de Podemos, que incluía una detallada oferta programática y hasta cuatro esquemas distintos para el reparto de los ministerios dentro de un Ejecutivo compartido. El PSOE calificó esa propuesta de “inviable”. Frente a la posibilidad de una coalición, Celaá ha insistido en la necesidad de encontrar “fórmulas alternativas de acuerdo”. Esas vías, ha aclarado, deben darse “en torno a ese acuerdo programático” que el PSOE terminará de perfilar la próxima semana, durante la que, ha aclarado la ministra, “no habrá encuentros con líderes políticos”. De esta forma, a pesar de los llamamientos de Moncloa a la responsabilidad de Podemos, Sánchez pospondrá hasta septiembre una posible reunión con Pablo Iglesias. Preguntada por la razón que ha llevado al presidente Sánchez a posponer a septiembre las reuniones con los partidos a los que necesita para sacar su investidura, Celaá ha destacado que es responsabilidad del jefe del Ejecutivo administrar estos tiempos: “Los tiempos los marca quien tienen más responsabilidad y quien obtuvo un mejor resultado, que es el presidente. Y el presidente quiere consolidar un “corpus programático”. Ese es el tiempo que marca el presidente y es el presidente el que marca los tiempos”.

Al ser preguntada por las razones que han llevado al PSOE a vetar una coalición a la que sí se abrió en el mes de julio, la portavoz ha sido especialmente contundente: “No se observan condiciones para un Gobierno de coalición de ninguna manera. El proceso de negociación y de investidura lo puso en evidencia. Hay suficiente desconfianza como para que no resulte transitable esa opción”. Y ha añadido: “Hay otras opciones: un proyecto político compartido. Queremos acercar posiciones en torno al programa y un proyecto concreto que queremos llevar a cabo, con legislación, plazos, cronogramas y financiación”.