Inicio Actualidad Moreno aspira a mantener los 33 escaños y sumar “alguno más” este...

Moreno aspira a mantener los 33 escaños y sumar “alguno más” este 2D

El líder del PP-A y candidato a la Presidencia de la Junta, Juanma Moreno, ha expresado este viernes, último día de campaña electoral en Andalucía, su “intención de presentarse a la investidura” para convertirse en jefe del Ejecutivo andaluz si cuenta con una “mayoría” para ello en la Cámara autonómica tras las elecciones del 2 diciembre. “Después veremos quién nos apoya”, ha apostillado.

Moreno ha mostrado esa intención de optar a la investidura como presidente de la Junta en sendas entrevistas en Antena 3 Televisión y Onda Cero recogidas por Europa Press, al tiempo que ha explicado que “en principio” sale a las elecciones del domingo “a sacar una mayoría” y aspira a “reeditar la victoria” de las últimas elecciones celebradas en Andalucía, las generales del 26 de junio de 2016, cuando el PP-A logró “1.400.000 votos”, según ha destacado.

“Si consigo que se cojan las mismas papeletas o similar, seré presidente prácticamente sin ayuda de nadie“, ha avisado Moreno, que a renglón seguido ha agregado que, “a partir de ahí, según cómo vayan las cosas, tengo intención de presentarme a la investidura”. “Después veremos a ver quién nos apoya”, ha remachado, para agregar que en ese caso hablaría “con todas las fuerzas, incluso con el PSOE-A“, e intentaría conformar “un gobierno de cambio”.

De esta manera, ha indicado que aspira a “no perder” ninguno de los 33 escaños con los que ha contado el PP-A en la última legislatura en el Parlamento andaluz “y a ganar alguno”, si bien ha reconocido la “fragmentación” que existe “en el centro derecha”. En todo caso, ha insistido en que “vamos a intentar sacar el mejor resultado posible” que ahora mismo “no podría cuantificar”, según ha matizado.

Al respecto, ha destacado que, “a 48 horas de las elecciones, hay un 20 por ciento de ciudadanos que dicen que van a votar pero no saben qué”, lo cual puede determinar el resultado de los comicios, si bien se ha mostrado seguro de que “al final va a pesar la responsabilidad” de propiciar un cambio en Andalucía y “van a correr muchos votos al PP-A”, por lo que “el domingo podemos tener una grata sorpresa”.

Sobre VOX, Moreno ha apuntado que es un partido que “ha actuado de políticamente incorrectos, tocando temas que son ganchos, temas polémicos, y están pescando en río revuelto”, al tiempo que ha expresado su sorpresa por que el PSOE “hable tanto de VOX con intencionalidad de fragmentar todavía más la estrategia de cambio”.

Así, ha considerado “incoherente” que en Andalucía se hable “de las maldades de la derecha” y, a la vez, “estar dando alas a un partido como VOX”, y ha señalado que la candidata socialista a la reelección como presidenta de la Junta, Susana Díaz, tiene “mucho miedo a ese cambio que es posible, viable y real”.

Con todo, ha reconocido que “podríamos ir a un superdomingo” en mayo del año que viene porque tuvieran que repetirse las elecciones andaluces ante la “fragmentación” del Parlamento, pero él espera “que no” y “que haya una mayoría de cambio”, para lo cual reclama el voto al PP-A, que es la “garantía” para ello, según ha insistido en defender.

Además, ha puesto de relieve que el PP no ha logrado “desbancar” al PSOE-A del Gobierno de la Junta pero sí ha ganado en diversas elecciones en esta comunidad, gobierna en “muchos ayuntamientos” y ha sido “dique de contención de las derivas” socialistas “en los últimos años”.

Desconfianza respecto a C’s

Moreno, que ha argumentado que “la sociología de Occidente está cambiando” y “vamos hacia parlamentos ampliamente fragmentados”, ha insistido en expresar su desconfianza respecto al comportamiento que pueda tener C’s tras las elecciones, aunque ha reconocido que, “si sumamos” ambos partidos –PP y C’s– “el único con el que puedo sintonizar en términos programáticos es con Ciudadanos”.

En todo caso, ha recordado que, en los anteriores comicios de 2015, el partido naranja “se presentó bajo el eslogan del cambio”, pero en su primera experiencia parlamentaria en Andalucía pactó y “ha sostenido al PSOE”, de forma que Susana Díaz ha gobernado como si tuviera “mayoría absoluta”. “¿Quién me garantiza que lo que (C’s) dijo hace cuatro años y no cumplió no se va a repetir ahora?”, se ha preguntado el líder del PP-A, que ha agregado además que C’s tiene “un importante componente socialista” en esta comunidad.

Después de que el candidato de C’s a la Presidencia de la Junta, Juan Marín, haya reclamado insistentemente en los últimos días que Moreno se disculpe después de que en un mitin dijera que el líder ‘naranja’ había pasado de actuar como “perro de compañía” de Susana Díaz a hacerlo como “perro de presa”, el presidente del PP-A ha indicado que no cree que deba pedir disculpas, porque su crítica se dirigía a la “actitud” de Marín. “Nunca ataco personalmente”, ha aseverado.

Además, ha indicado que Marín “por primera vez está reconociendo que C’s no va a superar al PP en Andalucía”, y ha subrayado que “la mayoría de los andaluces quiere cambio” y “eso se palpa en las calles”.

Se responsabiliza del resultado del PP-A

Sobre su campaña que este viernes finaliza, Moreno ha indicado que ha pretendido “divertirse y darle un toque de humanidad”, y al respecto de la implicación del presidente nacional del PP, Pablo Casado, en la misma, con actos en las ocho provincias durante estas dos semanas, ha destacado el “compromiso” del líder ‘popular’ “con Andalucía”, algo que le ha agradecido.

No obstante, Moreno ha matizado que “el responsable del resultado” que obtenga el PP-A “soy yo”, que es el candidato, y aunque “la competencia es brutal”, está convencido de que será bueno.

En esa línea, ha indicado que “jugar con las expectativas siempre es delicado”, y el “objetivo fundamental” que se ha marcado el PP-A es “el cambio de gobierno” en Andalucía, pero eso es algo “que no depende sólo de nosotros”, según ha precisado.

El líder del PP-A ha dicho tener “la conciencia tranquila” porque cree que ha hecho “todo lo humanamente posible”, y ha opinado que su partido es “un proyecto centrado, un partido abierto y sereno” que está “muy enraizado con Andalucía y sintoniza bien” con esta región.

Moreno ha recordado que la primera medida que aspira aplicar si logra ser presidente es “eliminar el impuesto de sucesiones y donaciones”, y también pretende “poner la fiscalidad de Andalucía al mismo nivel que la de la Comunidad de Madrid” promoviendo una “masiva bajada de impuestos” y atraer riqueza.

Se “solidariza” con las reivindicaciones de médicos

De igual modo, se ha referido a las protestas y huelgas de médicos de Atención Primaria de los últimos días en Andalucía, y ha expresado su “solidaridad” con las “legítimas” reivindicaciones de los profesionales sanitarios, que “quieren diez minutos por pacientes” en sus consultas, “poder hacer pruebas diagnósticas y recetar los fármacos” que consideren oportunos, y no verse limitados por la “subasta de medicamentos” que el PP-A rechaza.

En esa línea, Moreno ha comparado Andalucía con “un Fórmula Uno, un paraíso en la tierra que desgraciadamente no va bien” porque el socialismo que gobierna “ha perdido la ambición de mejorar”.

Finalmente, sobre su futuro político tras la jornada electoral, Moreno ha reiterado su aspiración de convertirse en presidente de la Junta y ha dicho que lleva toda su vida “intentando que Andalucía pase de ser vagón de cola a locomotora” económica. Para eso, según ha concluido, “nos falta el empujón de un gobierno que se lo crea de verdad”.