Multa de 2,6 millones a una empresa por fraude en los contratos de 275 ‘kellys’

La empresa sevillana de multiservicios Externa Team ha sido multada con 2,6 millones por incurrir a fraude, según informa El País. La firma es acusada de contratar de forma ilícita a 275 camareras de piso, recurriendo a falsos contratos de formación. De esta forma, la compañía ha evitado desde 2013 pagar las cuotas a la Seguridad Social de las trabajadoras, bajo la excusa de que “las kellys” están bajo formación.

Sin embargo, Inspección ha comprobado que el trabajo que las camarera realizaban —la limpieza y orden en habitaciones de cuatro hoteles del grupo Hotusa en la capital andaluza— “es ejecutado por camareras en aprendizaje con el mismo resultado que si lo ejecutaran otras trabajadoras”.

Además, también se ha certificado que varias trabajadoras han estado más de dos años de formación, a pesar de que el periodo establecido hasta convertirse en profesionales es de nueve meses. Tras la formación, son contratadas como eventuales o a través de una empresa de trabajo temporal cuyos administradores son los mismos dueños de Externa Team.  

La Inspección también  ha impuesto dos actas de infracción de seguridad y salud a la firma multiservicios, por las condiciones de trabajo de las camareras. Externa Team cifra cada sanción en 94.000 euros.

Los sindicatos definen como semi esclavitud el trabajo de “las kellys” 

Este caso es ejemplo de la dura precariedad a la que ven sometidas buena parte de la sociedad española desde la reforma laboral de 2012. Según los datos de El País, “Externa Team ingresa al mes 1.450 euros por las habitaciones montadas por su empleada, que a cambio percibe 601 euros”. “Si no cumples las 14 habitaciones, que es un objetivo irreal, echas de media una hora y media de más. Un trabajo desbordante pero a final de mes o pagas la hipoteca y la luz y el agua, o comes. Y claro, optamos por la necesidad”, explica una camarera que pide el anonimato. 

El dueño de la firma sancionada, Pedro María Bugayllal, admite que paga sueldos “bajos” y que “difícilmente” una familia puede salir adelante. “La culpa de que cobren 601 euros es del mercado (…) Las mujeres están contentas en mi empresa (…) vienen explotadas de otras empresas porque pude que les paguen menos o tengan que hacer más habitaciones”, asegura.

Bugayllal dice que recurrirán la sanción y niega que sus kellys trabajen horas extra, extremo que desmienten sus empleadas. Mientras, un portavoz de Hotusa avisa: “Si no cumple la normativa, extinguiremos el contrato de forma inmediata tras la investigación interna que vamos a abrir”.

Loading...