Música para calentar antes de hacer ejercicio

4

Tan importante como practicar ejercicio lo es calentar antes. De hecho, son dos cosas que van de la mano con el fin de que entremos en el ejercicio de forma más rápida, no nos lesionemos y fortalezcamos músculos y flexibilidad.

Hay muchos ejercicios para entrenar, estirar o calentar antes y resulta más motivador si lo hacemos con las mejores canciones para ello. Destacamos el tipo de música para calentar antes de hacer ejercicio.

Canciones para calentar

La verdad es que hay un calentamiento diferente según el tipo de ejercicio que vayamos a practicar posteriormente. No es lo mismo hacer fitness que correr, pero como la gran parte de entrenamientos suelen ser algo más pausados, pensados en ejercitar la gran parte de zonas del cuerpo, hay canciones y  música más general para ello.

Michael Jackson. Cualquier canción algo más suave del cantante por excelencia de todos los tiempos es válida para que podamos entrenar perfectamente.

Jennifer López y Ricky Martín. Cuando lo que queremos es dar un poco de motivación a nuestro calentamiento y subir la temperatura, entonces recomendamos canciones como  “Sube La Adrenalina”.

Taylor Swift. Otra de las canciones  que suenan con fuerza en muchas salas de entrenamiento es “Shake It Off”. No podremos parar.

“Las Cuatro Estaciones”, de Vivaldi. Es ideal porque permite una mejor relajación muscular.

Ben E King. Si vamos a hacer un deporte algo más intenso, que ya implique baile, como el zumba, entonces empezaremos despacito. No la canción de Luis Fonsi, sino con el clásico “Stand by Me”, de 1961, de Ben E King.

Beneficios de calentamiento con música

Motivación total. Cuando no estamos seguros de si vamos a hacer deporte o queremos ir al gimnasio, si nos ponemos música para calentar es más fácil de que entremos en acción. ¡A por todas!

Rendimos más. Tanto si se trata de entrenar como si es hacer ejercicio, cabe destacar que la  música suele ayudar a rendir más durante nuestras rutinas de ejercicios.

Mejor concentración. Poder entrenar con nuestra música favorita nos ayuda a concentrarnos en nuestro deporte favorito.

Antes y después. Con estas rutinas, y si especialmente calentamos antes y después de hacer ejercicio, logramos descansar y relajarnos mucho más, cuando son canciones más lentas. Con ello nos repondremos anímicamente y nos sentiremos mucho mejor.