Inicio Actualidad Navidad en Barcelona: aparca donde quieras

Navidad en Barcelona: aparca donde quieras

Si hay una escena que se repite invariablemente cada Navidad en las calles de Barcelona es la estampa anárquica de una legión de coches aparcados en aceras, plazas y otras zonas habitualmente prohibidas para el estacionamiento de vehículos de cuatro ruedas.

Así, es ya una tradición más, junto a  los villancicos, los regalos y el turrón, encontrarse con esta imagen en grandes vías como la Meridiana o el paseo de Sant Joan en Nochebuena, Navidad y en la víspera y el día de Reyes.

Normalmente, los conductores que van a comer a casa de sus familiares y no hallan hueco en las zonas destinadas al estacionamiento optan por dejar el coche en calles con aceras anchas, así como en plazas o en el centro de vías anchas poco transitadas.

“Aparcamos donde podemos, pedimos que la Guàrdia Urbana tenga un poco de consideración”, relataba este lunes un conductor a TV-3, mientras otro aseguraba que en estas fechas las autoridades son “benevolentes”.

Cabe recordar que el estacionamiento está prohibido sobre las aceras, paseos y demás zonas destinadas al paso de los peatones y, como infracción leve, está sancionado con multas de hasta 100 euros. Pero si la grúa se ha llevado el vehículo, a la multa hay que sumar el importe de la grúa (147,69 euros) y el coste de la estancia del coche en el depósito (1,99 euros por hora).