No intente ir contra el ciclo

    La toma de beneficios marcaron los mercados la semana pasada, principalmente en la bolsa nacional que retrocedió un 2,14%. Una semana débil pero que podemos enmarcarla en un interesante proceso de consolidación tras la positiva semana previa y una vez superado el escollo de las elecciones francesas. Además hay que destacar el comportamiento positivo del índice de la llamada locomotora europea, el , que cerró el viernes en máximos históricos. Esto permitió que el se dejara solo un 0,58% en la semana. Al otro lado del Atlántico comportamiento lateral de las bolsas estadounidenses con ligeras caídas del 0,35% en el y del 0,53% en el industriales del . En el terreno de la Deuda, se observo también una ligera corrección en la deuda periférica a favor de la deuda core. Así la rentabilidad de la deuda española a 10 años repuntó hasta el 1,634% mientras que la del se contrajo hasta el 0,392 %. Durante la semana el Euro retrocedió ligeramente respecto al dólar terminando la misma en 1,0932 $. El repunto, tras anuncios de reducciones de producción, hasta situarse de nuevo cómodamente por encima de los 50 $ el barril de .

    La temporada de publicación de resultados empresariales del primer trimestre esta superando las expectativas. El 70% de las empresas del EuroStoxx 600 han batido sus previsiones de resultados y esto ha supuesto que el beneficio medio por acción haya crecido un 10,5% frente al 7,8 % previsto. En el S&P 500 el crecimiento medio de los BPA esta siendo del 14,5 % superando la estimación inicial del 9,7%.

    Estos buenos datos empresariales, acompañados de unos indicadores macro económicos cada vez más positivos, afianzan y fortalecen el ciclo de crecimiento global que estamos viviendo. Uno de los conceptos en que más se hace hincapié cuando se da consejos a la hora de invertir es no intentar ir contra el ciclo. Adecuar el posicionamiento de nuestras inversiones al sentido del ciclo es la solución tradicionalmente ganadora. Una buena diversificación y respetar el nivel de riesgo que marca nuestro perfil de inversor completa el ABC para ver que nuestro capital crece sin sobresaltos.

    El ciclo aconseja una sobre ponderación de la renta variable, fundamentalmente europea, dada la fase incipiente del ciclo en esta zona geográfica. En renta fija es aconsejable una mayor prudencia realizando una buena selección, centrándose en duraciones más cortas y con una mayor predilección sobre la deuda corporativa frente a la estatal. También es razonable contar con posicionamiento en emergentes, tradicionalmente favorecidos en ciclos de crecimiento global.

    En la semana que entramos conoceremos indicadores de confianza inversora que se esperan positivos, así como los IPC de la zona euro que apuntan cerca del objetivo del BCE del 2,00%. Buenas referencias para continuar la consolidación de niveles aunque podemos vivir cierta volatilidad a final de semana en el por el vencimiento de futuros y opciones.

    Las principales referencias macroeconómicas que conoceremos esta semana son: el lunes se publica la producción industrial en China. El martes se dará a conocer el IPC en el Reino Unido y se publica el índice ZEW de confianza inversora en Alemania. El miércoles se publicará el dato del IPC anual y mensual de la zona euro y los inventarios de crudo en USA. El jueves se publicara el PIB de Japón el 1er trimestre. El viernes conoceremos el dato de confianza del consumidor en la zona euro. El tesoro español subastara el martes letras a 3 y 9 meses y el jueves bonos y obligaciones a largo plazo.

    Loading...