Inicio Actualidad Nuevo atasco en el CGPJ: la renovación del TC no comenzará hasta...

Nuevo atasco en el CGPJ: la renovación del TC no comenzará hasta el viernes

PSOE y PP desoyen la petición de Carlos Lesmes y continúan acusándose mutuamente de bloquear los nombramientos de los nuevos magistrados.

El plazo legal para que el CGPJ proponga sus dos magistrados para renovar el Tribunal Constitucional vence este martes sin haber arrancado siquiera las negociaciones entre los bloques conservador y progresista del Consejo, y con la incertidumbre de qué postura adoptará Moncloa tras el incumplimiento de la reforma legal impulsada por el propio Gobierno hace unos meses precisamente para evitar un escenario como este.

Esta situación era un secreto a voces desde que la pasada semana los vocales del sector conservador amenazaran primero con bloquear los nombramientos y, después, señalar que no se sentían vinculados por la fecha límite del 13 de septiembre, cuando el Ejecutivo es el primero que no cumple con la legalidad al llevar casi cuatro años con un CGPJ en funciones y limitado sin poder hacer nombramientos, según señalaron a Efe fuentes próximas a estos magistrados.

Sin acuerdo posible en plazo, el Pleno se limitó a fijar el pasado jueves las normas para la elección de los dos magistrados que por turno corresponde, que se sumarán a los dos del Ejecutivo. Y este lunes, los bloques dieron el primer paso hacia la negociación nombrando a los representantes que se reunirán en los próximos días para arrancar con las conversaciones, si bien no hubo ningún encuentro, tan solo una comunicación vía telefónica.

El bloque conservador ha designado a José Antonio Ballesteros y Carmen Llombart (de los más críticos con el Gobierno) como interlocutores para intentar acercar posturas con los progresistas, que serán representados en el diálogo por Álvaro Cuesta, Rafael Mozo y Roser Bach, según han informado a Efe fuentes jurídicas.

Los vocales progresistas insisten en que están «dispuestos en cualquier momento» para reunirse «con los candidatos sobre la mesa y con la intención de buscar el consenso», mientras que los conservadores señalan que «aun está todo en una fase muy inicial».

Al respecto, a ultima hora de la noche, los conservadores informaron de que los interlocutores mantendrán una primera reunión el próximo viernes por videoconferencia sin consensuar un contenido en concreto, aunque es previsible que gire en torno a las bases sobre cómo debe desarrollarse el diálogo entre los vocales.

El acuerdo adoptado el pasado jueves establecía que la convocatoria del pleno para nombrar a dos nuevos magistrados del TC «tendrá lugar cuando lo acuerde el presidente por propia iniciativa o lo soliciten al menos cinco vocales» y la misma «incluirá los nombres de dos candidatos». Para ser designados serán precisos, al menos, 12 votos teniendo en cuenta el quórum actual del Consejo, con dos vocales menos.

A la espera del viernes, las fuentes no se atreven a pronosticar tampoco cual puede ser el calendario a seguir, porque subrayan que los tiempos los marcará el propio Consejo dejando claro – añaden-que la fecha es un problema del Gobierno.

PP y PSOE, sin visos de acuerdo

Este lunes PP y PSOE volvieron a acusarse mutuamente de bloquear la renovación, dando pocas muestras de la «urgencia» para negociar una nueva cúpula judicial, tal y como les reclamó la pasada semana el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes.

Pedro Sánchez volvió a la carga contra el PP por «bloquear» la renovación del CGPJ y del TC para así «tratar de bloquear en la Justicia» los «avances sociales» del PSOE, «aunque sea a costa de incumplir con la Constitución». «Es muy grave y muy peligroso, además de antidemocrático», esgrimió.

Desde el PP han subrayado que aspiran a pactar un CGPJ «independiente» y que no buscan un «acuerdo de nombres», reprochando la falta de respuesta del Ejecutivo al nuevo emplazamiento del partido de Alberto Núñez Feijóo para sentarse a negociar. Los populares insisten en un planteamiento que pasa por pactar el CGPJ con el actual sistema de elección, pero sumando una serie de requisitos que garanticen la independencia del órgano, como impedir puertas giratorias o requerir 25 años para ser juez del Supremo, entre otras. Piden además un compromiso para después reformar el modelo. «Tenemos la firme voluntad del acuerdo, partiendo de la independencia del poder judicial», recalcaba este lunes el vicesecretario de Economía del PP, Juan Bravo.

Está por ver cual será la reacción del Ejecutivo al incumplimiento toda vez que la pasada semana Moncloa siempre sostuvo la postura de que no contemplaba otro escenario que la designación en plazo. Tras el pleno del jueves, el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, señaló que los vocales tenían «un plazo legal» que estableció la ley, «están trabajando» y, desde el Gobierno lo único que se manifiestaba es que «hagan su trabajo con tranquilidad, sin presiones y acaben nombrando a dos magistrados del TC». Fuentes próximas al Gobierno precisan que Moncloa no tiene intención por el momento de nombrar a sus dos magistrados y que esperará a ver cómo se desarrollan las negociaciones en el CGPJ.

Publicidad