Inicio Actualidad Nuevo fiasco del Gobierno: compra 9.000 test rápidos defectuosos

Nuevo fiasco del Gobierno: compra 9.000 test rápidos defectuosos

La Embajada China ha informado este jueves que España compró test rápidos de Covid-19 a una empresa sin licencia. Sanidad ha tenido que devolver dicho lote de 9.000 test porque tras recibirlos, fueron evaluados y descartados por que no correspondían con lo que exigía su certificado de calidad

Así lo señala en su cuenta de Twitter, donde ha especificado que «Shenzhen Bioeasy Biotechnology» no ha conseguido todavía la licencia oficial de la Administración Nacional de Productos Médicos de China para vender sus productos.

Asimismo, señala que el Ministerio de Comercio de China ofreció a España una lista de proveedores clasificados, en la cual «Shenzhen Bioeasy Biotechnology» no estaba incluida.

Tanto Fernando Simón como Salvador Illa han tratado de justificar la compra fallida de estas pruebas de diagnóstico. El ministro de Sanidad ha informado que la compra se hizo a una empresa nacional cuyos productos tenían la marca CE, lo que dio «todas las garantías», y que la misma se inició antes de que las autoridades chinas facilitaran nuevos listados de sus proveedores al Gobierno de España. Si bien, ha reconocido que son defectuosos, por lo que el ministerio ha solicitado que los cambien.

En este sentido, el Ministerio de Sanidad ha detallado en un comunicado que esta operación, que no está relacionada con la compra de material sanitario anunciada ayer por Illa, se inició antes de que las autoridades chinas facilitaran nuevos listados de sus proveedores al Gobierno de España. Además, Sanidad subraya que el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) analizó la documentación aportada por la empresa respecto a los estudios clínicos realizados por el fabricante chino, así como se comprobó que no existía ninguna alerta de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) sobre este producto.

«Las primeras pruebas del test rápido se realizaron en paralelo en un hospital de Madrid y en el ISCIII y en cuanto se detectó una escasa sensibilidad, se dio orden inmediata de retirada; y se contactó con el proveedor que lo va a sustituir por otro tipo de test», relata Sanidad.

La oposición exige respuestas

El líder del PP, Pablo Casado, ha instado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a que aclare la compra de la partida de test defectuosos. En su cuenta de Twitter, ha escrito que Sánchez «debe explicar por qué el Gobierno no ha validado los test que ha comprado y que no funcionan, y si se han adquirido a una empresa sin licencia, como dice China». Si es cierto, añade, «estamos ante una auténtica irresponsabilidad que debe tener consecuencias».

Asimismo, en declaraciones, el secretario general de los populares, Teodoro García Egea, ha criticado que el Gobierno pida «lealtad» a la oposición cuando comete «error tras error» y ha considerado que «ni siquiera es capaz» de «comprar bien los test» para la detección de la enfermedad.

En los mismos términos se ha pronunciado la líder de Ciudadanos. Inés Arrimadas ha lamentado hoy los «pasos en falso» que da el Gobierno y le ha urgido a que se dispense material sanitario «en condiciones».

«No podemos permitirnos pasos en falso en esta crisis. Esto no puede volver a repetirse. El Gobierno debe poner todo el empeño en garantizar test y material sanitario en condiciones, especialmente para los profesionales que luchan sin descanso contra el Covid-19», ha expresado Arrimadas.