Inicio Actualidad Nurmagomedov vence a McGregor en un combate que termina en escándalo

Nurmagomedov vence a McGregor en un combate que termina en escándalo

Nurmagomedov conecta una izquierda en un momento del combate

Nurmagomedov conecta una izquierda en un momento del combate

Connor McGregor y Khabib Nurmagomedov chocaban este sábado en un ambiente tenso. La pelea había empezado hace meses. Con las agresiones -el irlandés atacó un bus en el que viajaba su rival-, las palabras, los insultos… Si bien es el juego previo tradicional en estos enfrentamientos, esta vez era diferente.

Y todo eso explotó con una batalla campal al final del combate, que se llevó el kazajo en el cuarto asalto tras obligar a McGregor a rendirse con un mata león, una llave de estrangulación. Así, mantiene el título de peso ligero y estira su histórico invicto a 27-0. El irlandés, de su parte, vive un amargo retorno a la UFC tras dos años fuera, de por medio boxeando, y llenándose los bolsillos, contra Floyd Mayweather.

Khabib domina

Tras un primer round que se desarrolló en el suelo, midiendo fuerzas, el segundo subió la velocidad y fue de dominio absoluto del kazajo. Ya en el arranque conectó un derechazo que hizo tambalear a McGregor y especular con un KO rápido, pero el irlandés aguantó el tipo.

Nurmagomedov no se detuvo. Lo llevó contra la lona, donde estaba muy cómodo, y mantuvo a McGregor contra el suelo el resto del round. Largos minutos con un castigo a base de puñetazos a los que el irlandés acabó sobreviviendo, pero ya magullado. McGregor, tirando de orgullo, incluso se mofó del rival cuando sonó la bocina que puso la pausa a la contienda. “No has podido conmigo”, parecía decirle burlón.

McGregor responde

En el tercero, viéndose por detrás y con la necesidad de dar un paso al frente, McGregor tomó la delantera. Esos cinco minutos fueron suyos, conectando golpes aquí y allá. Alguno hizo flojear, no en demasía, a Nurmagomedov. Había esperanza de dar vuelta las cosas: el público se vino arriba. Era claramente del irlandés. “¡Connor, Connor!”, resonaba en la arena de Las Vegas.

Al fin de este round, que se apuntó McGregor, fue el kazajo el que provocaba. En ningún momento se daban la mano al arrancar los rounds. El ambiente se caldeaba más.

Casi sin descanso, la pelea entró en su fase final. Cuarto round. Hasta ahora, la balanza era claramente a favor del kazajo. La lucha volvió al suelo, donde Nurmagomedov era claramente superior.