Inicio Actualidad O Vox Málaga es de todos o solo de unos pocos: eso...

O Vox Málaga es de todos o solo de unos pocos: eso es lo que está en juego el día 13

Es decisión vuestra facilitarle o no la tarea sucia a los que estos días han menospreciado vuestros derechos constitucionales al imponeros la prohibición de reuniros con el candidato alternativo a la presidencia de Vox en Málaga, Enrique de Vivero. Tamaña restricción de vuestros intereses como militantes, debo recordaros, supone un puntapié al artículo 20 de la Constitución, que consagra el derecho a «expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción» (a) y también «a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión» (d)

Por consiguiente, si el comité electoral de Vox no respeta a sus propia gente, si todo lo que se arbitra en beneficio de la candidatura oficialista debemos aceptarlo como bueno, es evidente que aquí ya no está solo en juego votar a un determinado candidato, sino vuestra propia dignidad como militantes y vuestra libertad como ciudadanos españoles y no súbditos de una república bananera. Por ello, si se pretende que vuestra dignidad y vuestra libertad se halle en precario, rebelaros como semejante empeño y votad a la candidatura que garantiza el fin de tan malas prácticas y a vosotros un papel protagonista en la toma de decisiones del partido en Málaga: desde la elección de los coordinadores sectoriales hasta la de los aspirantes a puestos institucionales.

Lo honesto, pues, es decir claramente que Vox en Málaga será o dejará de ser lo que decidan sus militantes, y no los que mantienen la penosa candidatura de Lara conectada vía intravenosa al aparato. No permitir al candidato Enrique de Vivero que se reúna con los militantes, con todos vosotros, constituye una farsa, que si en todo caso es lamentable, lo es aún más en un partido político que dice respetar la voluntad de sus miembros. De aquí que una de dos: o el artículo 2o de la Constitución queda supeditado arbitrariamente al «ordeno y mando»; o el artículo 20 es prevaleciente. Es decir, o Vox Málaga es de todos o solo de unos pocos. O se está con los que subliman vuestra militancia o con quienes os ignoran. Eso es lo que está en juego estos días de votaciones.

Hoy más que nunca, debéis hacer valer vuestro voto contra tanto despropósito. ¿Vais a tolerar este trato desigual a uno y otro candidato? ¿Qué se pretende al imponerse medidas tan contrarias a las posibilidades electorales de Enrique de Vivero? Pues que Vox Málaga siga siendo el cortijo exclusivo de unos pocos, los peores, y no la casa común de todos. Si en este país solo se escucha a los que gritan y se rebelan, debéis apercibiros también a gritar y rebelaros votando en la dirección contraria a la que pretenden imponeros.

Conocéis sobradamente que la actual dirección provincial ha mantenido a la baja las posibilidades electorales de Vox. En las elecciones municipales de Málaga, con Lara al frente de la candidatura, se perdieron casi 50.000 votos de los obtenidos por el partido en las generales celebradas solo 26 días antes. De los 103 municipios que tiene la provincia, Vox solo tiene representación en cinco de ellos. El número de militantes se ha reducido a más de la mitad en menos de 19 meses. Se ha regalado al PSOE la Alcaldía de Torremolinos y al PP la de Marbella. Han reducido vuestro papel al de meros comparsas. Os han despreciado. Os han ninguneado. Se han reído de todos vosotros. ¿No es hora de que ahora seáis vosotros los que pongáis fin a tantas actuaciones menospreciativas y mandéis a sus casas a los causantes de tantos errores y negligencias?

Estos días me ha llegado el mensaje de que mientras Vox en Málaga siga siendo un predio político de Lara y sus cuates, el PP tiene asegurada su hegemonía política en la provincia. Nada interesa más a los populares que una victoria de Lara y el subsiguiente confinamiento de las bases del partido. Sostienen que Lara es un instrumento indirecto para que el PP siga gobernando en las principales localidades de Málaga. Si se vota a Lara, gobierna el PP. Y no les falta razón. Una organización política nunca será fuerte ni hegemónica si no cuenta con la participación protagonista de su gente. De todos sin excepción.

Quiera Dios que Vox en Málaga sea a partir del día 13 lo que vosotros decidáis. De vosotros depende; de vosotros, y de nadie más.