Inicio Actualidad Oltra se acerca a la trama del PSOE: concedió 11 de 14...

Oltra se acerca a la trama del PSOE: concedió 11 de 14 contratos de residencias a la empresa que enchufó a la ex de Puig

La sociedad Imedes-Gesmed se ha convertido en una nueva pieza de la investigación del caso Azud. Se dedica a la gestión de residencias. Y, por lo visto, también, al realojo de socialistas. La exmujer de Ximo Puig fue colocada en esta empresa y no fue la única socialista en encontrar acomodo en esta compañía. Pero en su caso concreto las gestiones aparecen recogidas en las agendas encontradas en el registro del domicilio del que fuera tesorero del PSOE valenciano y cabecilla de la trama Azud, José María Cataluña. Y una persona, desde su Consejería, decidió que, además, le fuera muy bien a la empresa en cuestión: Mónica Oltra. Ella fue la responsable por aquellas fechas de la concesión a Imedes-Gesmed de nada menos que 11 de los 14 contratos concedidos en total para gestión de residencias.

El cabecilla de la trama, Cataluña, efectivamente extendió su influencia en el negocio sociosanitario, tal y como figura en las agendas del que fuera tesorero del PSOE valenciano. Y hay que recordar que de los 14 contratos adjudicados por el Gobierno de Ximo Puig centrados en la gestión de residencias públicas por empresas privadas, 11 contratos fueron adjudicados a Gesmed. Es más, lo fueron desde la Consejería de Oltra, responsable en última instancia de esta materia, igual que de los centros tutelados de menores donde su entonces marido abusó de una menor.

Es decir, que la misma Oltra que cargaba contra la supuesta «privatización» de los servicios sociales, sanidad y educación, no tuvo problemas en conceder 11 contratos a Imedes-Gesmed, la firma que enchufó a la ex mujer de Ximo Puig, su aliado gubernamental hasta que la propia Oltra tuvo que dimitir imputada por presunta desatención a la defensa de la menor abusada por su entonces marido.

Lo cierto es que la trama Azud de presunta financiación ilegal del PSOE manejaba contactos y dinero para ayudar a todo socialista que mostrara su disposición. El propio Ximo Puig, como revela la documentación judicial incautada por la UCO, contó con pagos de la trama en su campaña por las primarias de 2008. Y a su ex mujer, según las notas encontradas en las agenda del ex tesorero del Partido Socialista Valenciano -José María Cataluña, cabecilla de la trama Azud- se la colocó en la empresa gestora de residencias de mayores Imedes-Gesmed.

La empresa Gesmed es una de las compañías más conocidas en el sector y parece haberse convertido en refugio de históricos cargos procedentes del PSOE. El director general de esta firma es Emèrit Bono, hijo del histórico socialista y exconseller con Joan Lerma (cuando Ximo Puig era Jefe de Gabinete). Además, en la compañía también ha encontrado acomodo otro histórico socialista, el ex secretario general de PSPV, Joan Ignasi Pla, al cual también ayudó la trama Azud con sus campañas electorales.

Es más, el despacho de José Luis Vera —considerado por la UCO como parte del tándem director, junto con Cataluña, de Azud— compartía domicilio con el de Virgilio Latorre, otro abogado igualmente cercano al socialismo valenciano. Y con su empresa, Na Jordana Iuris, el exlíder del PSPV, Joan Ignasi Pla, firmó un contrato en 2004 que también ha pasado ya a formar parte de la amplia documentación judicial del caso Azud. Latorre fue, además, cliente de Vera –como demuestran las facturas de 2008 a 2011 que figuran en el sumario judicial–. Y también es el letrado del socialista Rafael Rubio, igualmente retratado en el sumario.

Publicidad