Inicio Actualidad Órdago a Batet: Junqueras pedirá reunirse con su grupo y Jordi Sánchez...

Órdago a Batet: Junqueras pedirá reunirse con su grupo y Jordi Sánchez ver al Rey

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, estrenó su nuevo cargo, en la sesión constitutiva de las Cortes celebrada el martes, dando aire a los grupos independentistas al no intervenir durante los controvertidos acatamientos de la Constitución que algunos de ellos pronunciaron. Una estrategia de contemporización con ERC y JxCat a la que la socialista, al menos de momento, parece querer dar continuidad. A pesar de los requerimientos del Supremo y de las peticiones formales de PP, Ciudadanos y Vox para que haga efectiva la suspensión de Oriol Junqueras, Jordi Sánchez, Josep Rull y Jordi Turull –al estar procesados por delitos de rebelión, sedición y malversación en el TS–, Batet ha optado por dilatar esta decisión. Ayer, decidió devolver la pelota al juez Marchena, al que remitió, sin consenso entre el resto de integrantes de la Mesa, un escrito en el que le plantea dudas sobre el alcance del artículo 384 de la Ley de Enjuciamiento Criminal, relativo precisamente a la suspensión de los diputados electos en situación de prisión provisional.

Este escenario de dilación en la toma de una decisión que todos dan por segura –en el PSOE y en el propio Gobierno no contemplan otro escenario que no pase por la suspensión– coincide en el tiempo con los últimos días de una campaña electoral y con el manejo de los daños que una decisión de estas características podría tener para algunos candidatos del PSC en plazas en la que la pugna con ERC se prevé ajustada. Este compás de espera, en el caso de que Batet posponga la resolución de esta cuestión a la próxima semana, después del 26-M, será aprovechado por los grupos independentistas en el Congreso. De hecho, fuentes próximas a ERC confirman a este diario la intención de Oriol Junqueras de solicitar un permiso al Tribunal Supremo para reunirse la próxima semana en la sede de la Cámara Baja con el resto de sus compañeros de grupo parlamentario. Una vía que sería factible si, en ese momento, Junqueras aún no ha sido suspendido de sus funciones.

De hecho, la demora de Batet en la resolución de esta cuestión podría implicar que ERC registrara en la Cámara Baja su grupo parlamentario. Se trata de un trámite, cuyo plazo finaliza el próximo martes, dentro del que podría nombrar, por ejemplo, a Junqueras presidente o portavoz del grupo parlamentario.

Al margen de devolver la pelota de la suspensión al tejado del Supremo, Batet convocó para este mediodía la primera reunión de la Mesa del Congreso. Un encuentro que se prevé más de debate que de toma de decisiones y en el que con seguridad este órgano solicitará un informe a los letrados del Congreso, que marcarán el rumbo que adopte la Mesa a este respecto. En la reunión de hoy, los cuatro representantes de PP y Cs plantearán la urgencia de llevar a efecto la suspensión de los cuatro presos. Frente a ellos, los dos diputados de Unidas Podemos se alinearán con la posición de Batet. Tanto en Podemos como en su confluencia catalana, En Comú Podem, consideran que debería ser el Supremo el que adopte la decisión final. Si finalmente es la Mesa la que resuelve, los de Iglesias abrieron ayer la puerta a votar en contra de la suspensión y, en todo caso, a proponer que Junqueras, Rull, Turull y Sánchez sean sustituidos temporalmente, hasta que el Supremo emita la sentencia, para que otros diputados voten y actúen en su lugar.

Las «dudas» de Batet han tenido ya una segunda derivada dentro de la estrategia de los grupos independentistas a la hora de rentabilizar esta situación. En JxCat propusieron ayer formalmente a uno de sus tres diputados en Soto del Real, al ex líder de la ANC, Jordi Sánchez, como su representante en la ronda de consultas que Felipe VI abrirá próximamente para testar los apoyos con los que cuenta Pedro Sánchez de cara a su investidura. Algo que, de momento, en ERC no se plantean. Desde la formación republicana reconocen a LA RAZÓN que no tienen intención de acudir a Zarzuela para esta tradicional reunión con el Rey. Si tuviera que ir alguien, aclaran, iría Junqueras. El grupo parlamentario tomará la decisión definitiva a este respecto cuando reciban la llamada de la presidenta del Congreso, aunque, por el momento, no hay elementos que les vayan a hacer modificar su posición de 2015 y 2016, cuando tampoco enviaron a ningún representante a Zarazuela.

En la misma línea trazada por Batet, el Senado tampoco tiene previsto abordar la suspensión de Raúl Romeva, el senador de ERC preso por la causa del «procés» soberanista catalán, hasta la semana próxima, para cuando está prevista la siguiente reunión de su Mesa, presidida por Manuel Cruz y en la que los socialistas tienen una holgada mayoría absoluta.