Inicio Actualidad Otra «verduga»: Ada Colau denuncia ante la fiscalía de Odio al Padre...

Otra «verduga»: Ada Colau denuncia ante la fiscalía de Odio al Padre Custodio por glosar la españolidad de la Virgen del Pilar el 12 de octubre

El Padre Custodio, junto a un grupo de participantes en una concentración provida.

AD. El Ayuntamiento de Barcelona, presidido por su alcaldesa Ada Colau, ha presentado o va presentar, si no le da un ataque de vergüenza torera en el último momento, una denuncia ante la “Fiscalía especial de delitos de odio y discriminación”. Consideran que la ofrenda floral a la Virgen del Pilar, convocada a los pies del monumento a Cristóbal Colón el Dia de la Hispanidad, se convirtió en una especie de aquelarre ultraderechista en el que se quemó una bandera indepe y se profirieron gritos anticonstitucionales.

El acto festivo, convocado por la asociación “Somatemps” y “Cataluña Suma por España” contó con la presencia de algunos cargos electos de Vox, aunque no intervinieron en ningún momento porque no convocaban ellos, sino la sociedad civil. Los discursos estuvieron a cargo de Javier Barraycoa, presidente de “Somatemps”, y de Javier Codorniu, representante de “Cataluña Suma”. En ellos se glosó la significación patriótica del 12 de octubre y la necesaria unidad de aquellos que aman a España y están dispuestos a defenderla.

El escrito de la leguleya denuncia municipal reconoce que los posibles infractores estaban al otro lado del monumento, realizando otro acto independiente. Sin embargo, la acusación reza así: “En el acto han participado diversos militantes de Vox en Cataluña (Ignacio Garriga, diputado en el congreso, Ignacio Mulleras, Jorge Buxadé, eurodiputado, Jordi de la Fuente, Mónica Lora), el presidente de “Somatemps”, Javier Barraycoa, el sacerdote Custodio Ballester, que ha realizado uno de los discursos, así como miembros de Falange Española y de ‘Identitarios’. En el acto se hizo una ofrenda floral”

“A la finalización de la ofrenda floral -sigue la macarrónica descripción del departamento jurídico de la Colau-, y al otro lado del monumento de Cristóbal Colón de Barcelona respecto desde la concentración convocado por el partido político Vox, un grupo de personas convocadas por el Frente Nacional Identitario ha quemado una estelada mientras hacían el saludo nazi, cantando el ‘Cara al Sol’, exhibiendo banderas preconstitucionales y una de muy grande con una pequeña modificación de una cruz gamada y emitiendo gritos de ‘Heil Hitler’, ‘Viva Franco’ y ‘José Primo de Rivera”.

En fin, que los paniaguados de Ada Colau realizan una absurda descripción de unos hechos que se muestran incapaces de interpretar correctamente… Se trataba de dos concentraciones distintas e independientes en un espacio -la acera del monumento a Colón- con capacidad de acoger hasta tres concentraciones simultáneas.

Llama la atención el interés y la fruición de la denuncia al nombrar a unos determinados participantes y no a otros: los que proferían gritos y quemaban banderas son sepultados en el anonimato, a la vez que pasan lista de aquellos a los cuales interesa publicitar. En especial, al P. Custodio Ballester, del cual se remarca fehacientemente “que ha realizado uno de los discursos”.

El “speach” del sacerdote consistió en 30 segundos de intervención para introducir la bendición de la imagen de la Virgen del Pilar ante la cual se realizó la ofrenda floral: “Sabéis que España es el único país del mundo que constituyó su unidad en trono a la fe católica contra todos sus enemigos -afirmó D. Custodio-. Por tanto, Nuestra Señora, la Virgen del Pilar es Refugio de los pecadores, Consoladora de los afligidos y Madre de España. Madre de todos los pueblos hermanos que, en Latinoamérica, se unen a nosotros en esta celebración del 12 de octubre. Que la Virgen del Pilar os guarde en toda circunstancia… Oremos: Dios todopoderoso y eterno, que en la gloriosa Madre de tu Hijo has concedido un amparo celestial a cuantos la invocan con la secular advocación del Pilar; concédenos, por su intercesión, fortaleza en la fe, seguridad en la esperanza y constancia en el amor. Amén”. Tal vez la fiscal de odio María Teresa Verdugo quiera añadir tan violento texto en su escrito de acusación contra el sacerdote catalán…

Así pues, la celeridad -digna de mejor causa- de la “Oficina para la no Discriminación” (OND) del Ayuntamiento de Barcelona en interponer tan cochambrosa denuncia, nos sitúa en un escenario en el cual la señalización del disidente, al objeto de amedrentarlo con pleitos judiciales, se convertirá en una dinámica permanente, ahora ya avalada por el mismo CNI en sus “motivos” para acallar las plataformas digitales que expresen no sólo su disconformidad con el poder, sino sobre todo su “desconfianza”. Sutil concepto que sólo podrá ser aprehendido por algún fiscal de odio sagaz y avispado. Y tal como las gastan desde las altas esferas, cada vez serán más.
.