Oxfam demanda al Gobierno por incumplir las cuotas de acogida de refugiados

La ONG Oxfam Intermón ha presentado este lunes una denuncia ante la Comisión Europea contra el Gobierno español por incumplir los acuerdos ante la UE respecto a la acogida de refugiados a pocos días de que se cumpla el plazo que fijó la UE para el programa de reasentamiento y reubicación de solicitantes de asilo, que vence el próximo 26 de septiembre.  “Es una medida extrema y desesperada a una semana de que se cumpla este plazo”, ha explicado a los medios de comunicación el director general de la organización, José María Vera, a quienes ha recordado que España se comprometió a acoger a 17.337 personas entre reubicadas ( que se encuentran en Italia y Grecia) y reasentadas (procedentes de campos de refugiados del Líbano y Jordania). 9.323 debían ser reubicadas de forma obligatoria.

Según denuncia Oxfam, España sólo ha recibido 1.983 de los 17.337 a los que se había comprometido, es decir, un 13,7%. “Eso es lo que justifica, lo que motiva que hoy estemos presentando esta denuncia”, ha aseverado Vera ante los medios, acompañado de representantes políticos del PSOE, Unidos Podemos y del Ayuntamiento de Madrid.

Se trata de la primera ocasión en que la ONG denuncia a un gobierno. Y junto a la demanda, Oxfam también ha reclamado a la Comisión, “con carácter de urgencia” y a través de un requerimiento, que “envíe un dictamen y una carta motivada que abra la posibilidad de que la Justicia Europea actúe antes de que expire el plazo de los acuerdos”, ha explicado Vera. “Si no pasa esto, podemos ver que se cierra el plazo y que no ocurre nada y los refugiados seguirán sin poder venir”, ha añadido el responsable de Oxfam, quien ha anunciado que si la Comisión no actúa podrían presentar otro requerimiento contra la institución europea por “omisión”.

En el caso de que la Comisión actúe en la línea que demanda Oxfam antes del 27 de septiembre, se abre la posibilidad de que la ONG denuncie ante el Tribunal de Justicia Europeo, de modo que se inicie un procedimiento que exigiría una reparación a las personas que se hayan visto afectadas por este incumplimiento, y que podría conllevar una sanción económica.

La propia Comisión Europea ya actuó en esta línea el pasado julio contra Polonia, Hungría y República Checa, a quienes abrió sendos procedimientos de infracción por no cumplir los cupos de acogida. La pasada semana, el Tribunal de Justicia de la UE también desestimó los recursos  de Hungría y Eslovaquia contra el programa y les obligaba a cumplir con las cifras de acogida. A través de este mecanismo legal, Oxfam reclama a la Comisión que emprenda las mismas acciones contra España debido a su alto nivel de incumplimiento. 

En este sentido, el director general de Oxfam ha insistido en que el resto de las personas refugiadas que deberían haber llegado a España “se encuentran esperando, hacinados en los campos, huyendo de la guerra y de la violencia”. Con esta denuncia, Oxfam Intermón pretende que la Comisión Europea asegure que España cumple con las cuotas porque, “aunque falte poco tiempo, puede actuar”.

“Lo que pretendemos es que se exijan responsabilidades, incumplir acuerdos vinculantes tiene un coste”, ha destacado, para después añadir que uno de los objetivos es que se produzca un cambio de cara al futuro en relación con las políticas españolas de asilo y refugio porque España “está a la cola” en cuanto a la cuota de acogida, al mismo nivel que países como Croacia o Rumanía con una “capacidad económica significativamente menor”. Únicamente Malta ha cumplido con su compromiso de acogida, con un 112,98% de reasentamientos y reubicaciones.

Por su parte, la diputada socialista Carlota Merchán ha afirmado que el PSOE se suma a este acto de Oxfam para reclamar a las instituciones europeas que exijan al Gobierno el cumplimiento de los compromisos de acogida que suscribió en 2015 porque “los acuerdos no pueden quedar en papel mojado y máxime cuando se trata de la vida de miles de personas que están abandonadas a su suerte en otros Estados miembro”. “No se trata solamente de solidaridad con quienes tienen derechos a ser acogidos y protegidos, sino también de solidaridad entre Estados miembro”, ha aseverado.

La parlamentaria de Unidos Podemos Rita Bosaho ha asegurado que su formación política va a seguir trabajando para que España cumpla con sus compromisos en materia de asilo y acogida de personas refugiadas y ha defendido que la migración “es un derecho y no un capricho”.

Finalmente, la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Marta Higueras, ha pedido al Ejecutivo presidido por Mariano Rajoy que, “al menos, cumpla con sus compromisos” porque “no se puede mirar para otro lado”. Además, ha anunciado que el Consistorio madrileño pondrá 20 nuevas viviendas a disposición del Gobierno para que sean ocupadas por personas refugiadas.

Loading...