Inicio Actualidad Pablo Casado decide ceder votos a Vox y Ciudadanos para que estén...

Pablo Casado decide ceder votos a Vox y Ciudadanos para que estén por igual en la Mesa del Congreso

La dirección del PP se decanta por que Vox y Ciudadanos puedan, finalmente, tener cada uno de ellos un puesto en la Mesa del Congreso. Como informó este periódico, Génova ha revisado la decisión inicial, que incluía la presencia de Vox, para equilibrar esa representación de Vox en el órgano de gobierno de la Cámara Baja con la incorporación de un representante de la formación naranja. La mayoría de los nueve miembros de la Mesa sigue teniéndola la izquierda, que propuso imponer un «cordón sanitario» al partido de Santiago Abascal, a pesar de que esta formación consiguió 52 escaños en las últimas elecciones generales.

Publicidad

Veto a Vox: 25 grupos con menos diputados entraron en la Mesa del Congreso

La negociación de la formación de la Mesa está ya en su fase final y todo hace indicar que el debate se cierra con la decisión de que se concrete el voto cruzado en la sesión de constitución de las Cortes Generales, que se celebra mañana, para que sea posible que entre un representante de Vox y otro de Ciudadanos. El líder del PP, Pablo Casado, anunció ayer que había dado instrucciones para que su partido ceda votos a las otras dos formaciones del centro derecha para que consigan un puesto cada una de ellas.

La dirección popular ha barajado las consecuencias de esta presencia de Vox en la Mesa. Por escaños, era muy difícil justificar que se impusiera ese veto reclamado por la izquierda. Aunque, al mismo tiempo, sean conscientes de que el representante de Vox será «incómodo» en las deliberaciones semanales porque la posición de este partido será mantener «la oposición a todo». Pero con la cesión de votos para que salga también el representante de Cs el PP cree que podría anular la campaña de la izquierda de que favorece a la «extrema derecha». Para justificar la presencia de Cs, alegan que que son sus «socios» en los gobiernos autonómicos. Condición que niegan a Vox. Los de Abascal no forman parte de esos gobiernos autonómicos, sino que los apoyan desde fuera.

Aritmética

En Vox tienen claro que les corresponde dos puestos –una vicepresidencia y una secretaría–por ser la tercera fuerza parlamentaria con 52 escaños. Sin embargo, sobre si vetarían a Ciudadanos en la Mesa, después de que anunciara Casado que está dispuesto a ceder votos para que tanto Vox como Cs tenga representación en en el órgano de gobierno del Congreso, fuentes del partido se preguntan: «¿Vetar?» Recuerdan que cuando la formación naranja tuvo 57 escaños y Vox 24 nadie les cedió ningún puesto, ni negoció con ellos para ello y ahora Ciudadanos tiene 10, recalcan.

Publicidad

¿Cómo se elige la Presidencia, las cuatro vicepresidencias y las cuatro secretarías de la Mesa del Congreso?

La elección tiene lugar en tres votaciones secretas y en urna. En esas rondas se elige, en primer lugar, al presidente. En la siguiente votación se dirime el nombre de los cuatro vicepresidentes y, en la última, los titulares de las cuatro secretarías. Cada diputado, en cada ronda, puede depositar en la urna un papel con un único nombre.

¿Cómo pueden concretarse los pactos entre partidos?

Se trata de alianzas basadas únicamente en la aritmética. Por ello, algunos grupos ceden votos a otros grupos para que obtengan determinados puestos, a costa incluso de falsear la representación de los distintos partidos. De hecho, PSOE y Podemos tendrán la mayoría de los puestos en la Mesa sin contar con la mayoría de la Cámara Baja.

¿Qué partidos tienen garantizados sus puestos?

En virtud del pacto alcanzado entre el PSOE y Podemos, ambas formaciones tienen garantizados cinco asientos, de los que, con seguridad, serán tres para los socialistas (incluida la Presidencia) y dos para los morados. El PP, sin necesidad de apoyos externos, tiene garantizada una vicepresidencia y una secretaria. Los dos puestos restantes dependen de lo que haga el PP y del posible «cordón sanitario» a Vox.

Pablo Gómez

Los de Abascal se han mostrado todos estos días cerrados a negociar, pero la aritmética de esa votación no les da solo con los 52 votos que tienen por lo que tiene que haber votaciones cruzadas. El «no» a Cs en la Mesa puede hacer que el bloque de la derecha pierda un representante que iría a parar a la izquierda. De cuatro puestos para la derecha, se quedarían en tres, ya que el PP ya se comprometió ayer a dar sus apoyos a los naranjas. Para mantener los cuatro puestos sería necesario que el PSOE llegara a votar al PP, algo que no ocurrirá. Si no un trasvase de votos entre Vox y PP y de éste a Ciudadanos.

Fuentes de la formación naranja, confirmaron ayer que habían mantenido una reunión con Vox para valorar la disposición de este partido con respecto a la propuesta de Casado. «Parece difícil que esta opción pueda salir adelante», ya que destacaron que Vox les había trasladado que «no está dispuesto a colaborar para que Cs obtenga un puesto en la Mesa».

Publicidad