Inicio Actualidad Pablo Casado: «¿Se imaginan que después del 23-F viniera Tejero a tomar...

Pablo Casado: «¿Se imaginan que después del 23-F viniera Tejero a tomar el acta?»

El presidente nacional del Partido Popular, Pablo Casado, preguntó este viernes a los asistentes de un mitin en Melilla si «se imaginan que después del 23-F viniera Antonio Tejero a tomar el acta al Congreso para decir que aquí vamos a seguir imponiendo la ley aunque sigan quedando disparos en el techo».

Casado lanzó esta reflexión ante la situación de los cinco parlamentarios independentistas que han sido elegidos y que están en la cárcel (Oriol Junqueras, de ERC; Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sánchez, de Junts Per Catalunya; y Raül Romeva, de ERC).

«Hemos visto que, una vez más, el Gobierno de Pedro Sánchez va a estar en manos de ERC hasta para negociar la presidencia del Senado», denunció Casado tras proponer al catalán Manuel Cruz para la Presidencia del Senado una vez los independentistas frustraron el intento de nombrar senador a Miquel Iceta.

En palabras de Casado, «no puede ser» que ERC decida «quién presida el Senado, qué Presupuesto sale o qué infraestructuras llegan». Dicho esto, se lamentó por el hecho de que el lunes que viene, en la sesión constitutiva de las Cortes Generales, haya que «sufrir el escarnio de ver a presos preventivos» que «humillan nuestra legislación».

En su opinión, el mensaje que quieren enviar los independentistas es que «mandan» sobre el presidente del Gobierno en funciones y líder socialista, Pedro Sánchez. «¿Qué necesidad hay de someter a España a este escarnio?», insistió Casado, y sacó aquí a colación el golpe de Estado del 23-F para preguntar si alguien se imagina que tras ello Tejero fuese al Congreso a coger su acta.

Recalcó que los políticos secesionistas encarcelados han dado «un golpe a la legalidad» y no pueden decir que no respetan la Constitución, que son «más importantes por ser independentistas que los de Melilla o Palencia» o «aquí mandamos nosotros y vamos a decir qué tiene que hacer un Gobierno».

En este contexto, Casado dijo que espera que Sánchez o quien ostente la Presidencia del Congreso –insistiendo aquí que debería repetir Ana Pastor– tenga «muy en cuenta» la petición del PP para que los diputados a la hora de prestar juramento o promesa cumplan con la previsión legal y no se admitan «esos juramentos ofensivos que ya hemos visto con Podemos».

«Ahora no vamos a admitir que lo hagan los independentistas faltando al respeto al jefe del Estado, a la bandera y a la Constitución», remarcó el líder de los populares, y volvió a pedir a los electores que el 26 de mayo unan el voto en torno al PP para evitar gobiernos de la izquierda «con apoyos de nacionalistas, tal y como estamos viendo en este vodevil que se ha convertido la negociación de la Mesa del Senado».

Criticó la actitud del PSOE «regateando» al estar «negociando con ERC y tendiendo la mano a Ciudadanos y de paso no criticando a EH Bildu y poniendo ojitos al PNV». Denunció el «juego sucio», criticó a quienes ponen «la zancadilla» al que supuestamente va en el mismo equipo y subrayó que el PP lleva «mucho tiempo entrenando y mucho tiempo sudando la camiseta».

«Nosotros tenemos las manos abiertas a cualquier votante que quiera mejorar su país», proclamó Casado, para a renglón seguido pedir a sus cargos que recuerden a todo el mundo que «su partido sigue siendo el PP, el único partido de centroderecha con experiencia de gestión».