Palomo Spain entra en el Olimpo de la moda

21

Tras revolucionar la pasarela española, el diseñador Alejandro Gómez Palomoprofesionalmente conocido como  Palomo Spain, entra este martes, 16 de enero, en el Olimpo de la moda con su primer desfile oficial en París, donde presume de haber encontrado el éxito al modernizar el folclore español del que otros se avergüenzan.

“Creo que nadie se había planteado que se podía hacer una marca súper moderna y súper fresca usando lo más antiguo, lo más tradicional, los tejidos y la forma de coser de España, sacar a la luz todo eso que parece que no nos gustaba mucho”, apunta el diseñador en una entrevista con Efe. Palomo se muestra incluso vehemente con los que han tratado de imitar el estilo belga, japonés o parisino en aras de la modernidad, en vez de adaptar y modernizar el patrimonio textil para exhibirlo en el extranjero “sin vergüenzas”.

En un amplio apartamento alquilado en París durante los días previos a su debut en el calendario oficial, el equipo de Palomo Spain se prepara para dar el gran paso mientras ultima los retoques finales, el ‘casting’ de modelos y las pruebas de vestuario.

A sus 25 años, es pronto para hablar de la consagración de Palomo, pero de momento ha sabido encontrar el éxito en la reivindicación del imaginario español: el flamenco, los lunares, los volantes y el “made in Spain”, su gran apuesta. “El año pasamos ya participamos en París con una colección de preverano. Fue divertido pero nos quedamos con ganas de más”, cuenta al recordar su breve y polémico pasaje, anulado -y después reprogramado- por el centro Mona Bismarck por su explícito contenido sexual. Para Palomo, se trató de un “malentendido” que se solventó en menos de 24 horas, aunque despertó un revuelo mediático que multiplicó la visibilidad de una marca que ya triunfó el año pasado en la pasarela neoyorquina.

Ahora, entra en el calendario oficial de la Federación francesa de la Alta Costura y de la Moda, “una alegría” y una responsabilidad para este “niño mimado de la moda“, que ha vestido a famosas como las cantantes Beyoncé, Miley Cyrus y la actriz Rossy de Palma, amiga del equipo, como lo es también el director Pedro Almodóvar.

Palomo, un gran admirador del realizador manchego y a quien muchos comparan con uno de los exhuberantes personajes de sus películas, ha entablado amistad con Almodóvar, quien le aconsejó mantener el taller en su Posadas natal (provincia de Córdoba) para no perder la esencia. “Para mí es muy importante trabajar allí porque me puedo dedicar al cien por cien a la moda. No estás en Madrid de un evento a otro, con todo el mundo diciéndote lo que tienes que hacer”, explica. Su taller es un refugio donde puede crear rodeado de su familia, un equipo de costureras locales y su gente “de toda la vida”.

ABRUMADO POR LA FAMA

A Palomo la fama y el éxito no le abruman. No más que en los inicios de su carrera, cuando este joven cordobés graduado en la London College of Fashion revolucionaba el panorama con sus transparentes vestidos floreados y sus fotografías de chicos desnudos. El alto contenido sexual de su ropa le colocó en el centro de un sinfín de debates de género a los que él responde: “Es ropa y punto. Si te gusta, bien y si no, es que no es para ti; la moda no es para todo el mundo, por eso hay tantos tipos de marca”.

El mismo descaro con el que habla es el que ha mostrado en la pasarela, poco acostumbrada a ver a hombres de pelo en pecho y piernas luciendo vestiditos con volantes, que más tarde han lucido estrellas femeninas del pop. Para los que deseen ponerle una etiqueta, lo de Palomo Spain podría considerarse una revolución del unisex o el adiós absoluto a la batalla de géneros.

ABUSOS SEXUALES

A Palomo no se le escapa la polémica sobre abusos sexuales que ha salpicado a grandes fotógrafos como Mario Testino o Bruce Weber, denunciados por una decena de modelos en el “New York Times”. “Me parece un horror absoluto. Nosotros trabajamos en muchas de nuestras colecciones la sexualidad y hemos hecho campañas con chicos desnudos pero el trato detrás de todo eso es totalmente sano y creo que es muy importante que los chicos se sientan cómodos”, dice.

El controvertido creador lamenta lo que considera “un abuso de poder” y anima a los que hayan sufrido una situación similar a denunciarlo, aunque cree que se trata de “casos aislados”.