Inicio Actualidad “Pasar de la teoría a la práctica significa mejorar la vida de...

“Pasar de la teoría a la práctica significa mejorar la vida de los pacientes”

Una idea con potencial para cambiar el mundo puede surgir en cualquier parte. Pero una idea que logre salvar vidas suele venir de aquellos que trabajan día a día para cuidar de quienes más lo necesiten. Y es por eso que los profesionales sanitarios de primera línea son los primeros que logran vislumbrar las carencias del sistema y, en ocasiones, proponer una solución, aplicando los últimos avances en tecnología al bienestar de sus pacientes. 

El Centre per a la Integració de la Medicina i les Tecnologies Innovadores (CIMTI) nace de un acuerdo entre Fundació Leitat i la Agència de Qualitat i Avaluació Sanitàries de Catalunya (AQUAS) como un proyecto para acelerar la creación de soluciones que tengan un impacto directo en el bienestar de los pacientes. Es decir, una iniciativa que permita convertir las ideas en realidad. Tras tan solo un año de recorrido, el CIMTI ya puede presumir de una docena de proyectos que en breve lograrán promover un cambio en el sistema sanitario y, claro está, en la vida de los ciudadanos.

– Cada vez son más los institutos de investigación que impulsan unidades de transferencia de conocimiento e innovación. ¿Qué es lo que diferencia el CIMTI de los demás proyectos? 

– El CIMTI es un centro que sirve para dar un impulso a las ideas que surgen en el sistema sanitario y que podrían tener un alto impacto en la salud de los pacientes. Nuestro trabajo consiste en recoger todos aquellos proyectos que nacen en el día a día de los hospitales, centros sanitarios e institutos de investigación y ayudarlos a crecer hasta que se conviertan en una realidad. En este contexto, pasar de la teoría a la práctica significa mejorar la vida de los pacientes. 

– ¿Entonces cómo seleccionar las ideas que necesitan un impulso para salir adelante?
– Existen centenares de buenos proyectos que surgen del sistema. En nuestro caso, en este primer año de vida tan solo hemos seleccionados los mejores. Es decir, aquellos que estén en una fase de desarrollo más avanzado (que vayan más allá de una simple idea), que tengan un alto impacto en la salud pública y que haya un nicho de mercado para su implementación. Nuestro objetivo es que las ideas que pasen por aquí acaben ejerciendo su función. 

“Pasar de la teoría a la práctica significa mejorar la vida de los pacientes”

Manel Balcells

Director del CIMTI

– ¿Cuál es la fórmula del éxito para todos estos proyectos? 

– Lo tenemos muy claro. Los responsables del éxito son los consultorios, los centros de salud, los hospitales y los institutos de investigación que forman parte del sistema sanitario. Es ahí donde surgen los proyectos. Nuestra función es seleccionar los que puedan tener un mayor impacto y convertirlos en una realidad. Nuestro objetivo es que el resultado de todo este proceso no tan solo sea aplicable a los consultorios que lo han generado sino que, además, puedan ser útiles en toda Catalunya, España y, en la medida de las posibilidades, en todo el mundo.

– ¿Qué tan necesario es impulsar instituciones que canalicen todas estas ideas? 

– Los expertos llevaban años reclamando la creación de un proyecto que hiciera esta función. Sobre todo en un contexto como el de Barcelona, una ciudad conocida a escala internacional como una gran potencia en investigación biomédica. Aquí mismo tenemos algunas de las líneas de trabajo más punteras a nivel mundial pero, sin embargo, son muchos los que consideran que la trasferencia de conocimiento no está al nivel del trabajo de investigación previo. 

– Entiendo que el objetivo de estos proyectos es solucionar problemas del sistema sanitario, ¿verdad? 

– Por supuesto. En nuestro primer año de vida, el CIMTI ha seleccionado los mejores proyectos de innovación, fueran del ámbito de fueran. Pero ahora, también hemos decidido abrir una nueva línea de trabajo para solucionar retos específicos del sistema sanitario. De acuerdo con el Departament de Salut y el de Benestar Social, plantearemos un nuevo enfoque para la selección de ideas: plantear un desafío con el que actualmente esté lidiando la salud pública y, a partir de ahí, hacer un llamamiento para que los expertos aporten sus ideas. Es el caso, por ejemplo, del envejecimiento.

“En Barcelona, la trasferencia de conocimiento no está al nivel del trabajo de investigación”

Manel Balcells

Director del CIMTI

– ¿Qué diferencias habrá con este cambio de enfoque? 

– Entendemos que esta será una nueva perspectiva de trabajo. Esto no significa que dejaremos de tener candidaturas abiertas para dar voz a ideas innovadoras y disruptivas sino que, además de impulsar estos proyectos, a partir de ahora también pasaremos tener una oportunidad para responder a determinados problemas. La idea es que las soluciones que salgan de aquí puedan solucionar desafíos concretos que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos.

– Entiendo que en todo este proceso son muchas las partes que tendrán algo que decir. ¿Cómo se plantea unir todas estas voces? 

– Claro, hay muchas voces que vale la pena escuchar. Estamos convencidos que la unión de fuerzas entre consultorios, hospitales y centros de investigación es la clave del éxito. El secreto está en aplicar la metodología que hemos heredado del CIMIT de Boston, lo que ellos han llamado el ‘círculo de la innovación’. La idea es que en función de la fase en la que esté el proyecto (idea, prototipo, patente o empresa, por ejemplo) hay que ayudarles de una forma o de otra. Hasta ahora, hemos seleccionado proyectos bastante evolucionados para asegurar de que estos pudieran tener un impacto real. 

– ¿Qué ventajas supone adoptar este criterio de selección? 

– La idea es que, a diferencia de como se trabaja en el ámbito de la investigación, aquí solo seleccionamos las ideas que ya han demostrado su eficacia y que necesitan una ayuda específica para convertirse en una realidad. Es decir, nuestro trabajo consiste en ayudarles a superar lo que se conoce como el valle de la muerte de las empresas y lograr que tengan éxito. Todas las ideas necesitan un soporte para salir adelante.

“La idea es que las soluciones que salgan de aquí puedan solucionar desafíos concretos que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos”

Manel Balcells

Director del CIMTI

– ¿Y dinero? ¿Qué tan importante es encontrar la financiación? 

-Es fundamental, claro. Pero en el caso del CIMTI, nuestro trabajo no es el de financiar. Trabajamos para acompañar al proyecto durante todas las fases de su desarrollo y asesorarlo para que pueda salir adelante. Y en todo este proceso también ayudamos a encontrar las entidades que pueden financiar de manera más adecuada cada una de las ideas. Esto significa que no ponemos sobre la mesa un presupuesto inicial sino que miramos las necesidades específicas de cada proyecto y trabajamos a partir de esto.

– ¿Qué tipo de profesionales colaboran en estos proyectos? 

– En casi todos los casos, las ideas surgen de los propios profesionales del sector, sean estos médicos, enfermeros o especialistas. A partir de ahí se van creando sinergias con profesionales de diferentes áreas, como es el caso de ingenieros o programadores. La idea es que en un mismo equipo puedan confluir personas con diferentes conocimientos y puntos de vista para abordar cada uno de los retos que se plantean con el producto. A través del CIMTI también intentamos promover un ecosistema de innovación. Es decir, crear un punto de encuentro para diferentes ideas y proyectos para que estos puedan ir intercambiando ideas y puntos de vista. 

– ¿Cuándo consideráis que vuestro trabajo como institución ha acabado? 

– Cuando el producto ya ha aterrizado en los centros sanitarios y está ayudando a mejorar la vida de los pacientes. Y es por eso que estamos convencidos de que la existencia de una institución como el CIMTI es importante para el conjunto del tejido sanitario. El abanico de la innovación puede ser muy amplio. En nuestro caso, los proyectos que impulsamos están relacionados con el ánimo de la tecnología médica y los dispositivos aplicables a esta área.

“Todo proceso de creación e innovación significa riqueza para el país”

Manel Balcells

Director del CIMTI

– ¿Por qué vale la pena apostar por este tipo de proyectos? ¿Qué valor aporta a un territorio apostar por este tipo de iniciativas de innovación? 

– Es algo fundamental. Todo proceso de creación e innovación significa riqueza para el país. En nuestro caso, trabajamos para convertir el capital intelectual que se encuentra de manera natural en nuestras instituciones en un valor añadido para el mismo sistema sanitario. La parte interesante es que este proceso de desarrollo de ideas al final va mucho más allá del territorio inicial donde se ha generado y se puede acabar extendiendo a escala global. Y es por eso que queremos trasmitir el mensaje de que la innovación no siempre tiene que ver con la alta tecnología, sino que la innovación es todo aquello que tenga un alto impacto en la vida de los ciudadanos.