Inicio Actualidad Pedro Sánchez del lado de Petro delata su plan comunista para España

Pedro Sánchez del lado de Petro delata su plan comunista para España

Gustavo Petro fue recibido por Pedro Sánchez en la sede de PSOE en Ferraz, Madrid. (Twitter)

Oriana Rivas.-El senador colombiano de extrema izquierda, Gustavo Petro, comenzó su campaña presidencial en el exterior. No es de extrañar que el precandidato y exguerrillero del M19 haya elegido España como su primer destino, pues allí fue recibido por el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, junto a figuras del PSOE y de Podemos, así como de sindicatos izquierdistas que le expresaron su respaldo.

Consolidar a la izquierda en América Latina es uno de los objetivos de Petro, acompañado y apoyado por el Grupo de Puebla, manejado por liderazgos de la izquierda radical progresista. Precisamente este bloque ideológico se reunió entre el 30 de noviembre y 1 de diciembre del año pasado en México para fijar lineamientos sobre sus ansias expansionistas y presentar el “Modelo Solidario de Desarrollo”. Uno que planean poner en marcha también en 2022 tras la victoria de Gabriel Boric en Chile y de Xiomara Castro en Honduras.

En este sentido, Sánchez recibió a Petro en la sede de PSOE en Ferraz, momento en que «estrecharon lazos para llevar a cabo políticas progresistas en Latinoamérica que garanticen el desarrollo de sociedades justas», según la cuenta de Twitter del partido.

Los socialistas dejan clara su inclinación por la extrema izquierda de Petro en Colombia y sus planes de crear «un gobierno de transición», como afirmó el senador. En su agenda también hubo encuentros con la vicepresidente segunda del Gobierno, ministra de Trabajo y militante de Podemos, Yolanda Díaz. Así como una recepción de parte de Ione Belarra, en el Ministerio de Derechos Sociales, quien también es secretaria general de la tolda fundada por Pablo Iglesias.

Detrás de las alianzas entre Petro y el PSOE

Gustavo Petro lanzó su precandidatura desde el exterior en medio de señalamientos por complicidades con la dictadura venezolana. El testimonio del exjefe de inteligencia chavista, Hugo el ‘Pollo’ Carvajal, lo vincula como uno de los beneficiarios de valijas llenas con efectivo que salían de Venezuela. Financiamiento que se prolongó al menos por unos 15 años «para financiar ilegalmente movimientos políticos de izquierda en el mundo».

España tiene particular protagonismo en el entramado, según la confesión de Carvajal ante la Audiencia Nacional española y la presentación de un documento en el que detalló los tres modus operandi para enviar el dinero. A raíz de sus testimonios, la Audiencia ordenó investigar los pagos hechos desde el país caribeño a fundadores de Podemos.

Cuatro políticas izquierdistas

Para ganar simpatías, la agenda de Gustavo Petro en España incluyó un encuentro con algunos empresarios y sindicatos en la sede de la Unión General de Trabajadores en Madrid. El acto contó con el respaldo de representantes del PSOE, Podemos e Izquierda Unida, donde no faltaron los gestos de apoyo a un candidato que amenaza con llevar a Colombia por el mismo camino de miseria que llevó el socialismo a su vecina Venezuela.

El exguerrillero esbozó cuatro políticas que supuestamente llevará adelante en un hipotético gobierno, reseñadas por ABC. «Transitar de una economía de muerte (petróleo y carbón) a una economía sostenible; transitar de un régimen autoritario a una democracia; de la violencia a la paz y, por último, de la injusticia a la justicia». No obstante, las dudas abundan sobre un político nacido de las fauces de un movimiento terrorista causante de numerosos crímenes y delitos como la toma del Palacio de Justicia en 1985, en el que murieron más de 100 personas, entre ellas 11 magistrados. El espaldarazo de Pedro Sánchez a Gustavo Petro es sin duda un respaldo a sus políticas y a su pasado.

Los políticos izquierdistas de España no dudaron en dar un espaldarazo a Petro y prestar el país para encuentros con otras figuras como Enrique Santiago, secretario general del Partido Comunista de España, quien prometió «organizar la victoria» y que la opinión pública del continente «comprenda» que un eventual triunfo de Petro sería «la llegada de la democracia a Colombia», según los comunistas.

Comparte este artículo

Publicidad