Pedro Sánchez pidió eliminar la inviolabilidad del Rey cuando era diputado raso

0

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, instó a eliminar la inviolabilidad del Rey recogida en la Constitución cuando todavía era un diputado raso. El hoy líder de los socialistas se pronunció en estos términos en el Patio del Congreso de los Diputados sólo tres días antes anunciar su candidatura para las primarias a la Secretaría General del PSOE en 2014.

Esta posición de Sánchez cobra especial actualidad a raíz de lo desvelado por OKDIARIO este miércoles sobre las grabaciones de la princesa Corinna en las que la aristócrata desvela que el rey emérito “Juan Carlos tiene cuentas en Suiza a nombre de su primo y de su abogado Canonica”. Este primo segundo es Álvaro de Orleans-Borbón.

El grupo de Unidos Podemos, socio de Sánchez en el Congreso, ya ha abogado por retirar la inmunidad a la figura del monarca, calificando de “anomalía democrática la existencia de una institución que no está sometida ni a escrutinio popular, ni a la tutela de los tribunales”.

Aquel 9 de junio de 2014 el entonces diputado Pedro Sánchez entenido que era necesario abrir un debate sobre los “privilegios” de la Monarquía y, en concreto, consideró “inexcusable” acabar con el “principio de inviolabilidad” del Rey.

Sánchez llamó a reflexionar sobre los “privilegios” de la Casa Real “más allá” del debate entre Monarquía y República

Sánchez, que al siguiente miércoles votó a favor de la ley orgánica de abdicación por coherencia constitucional, subrayó que “más allá” del debate entre Monarquía y República era conveniente reflexionar sobre los “privilegios” de la Casa Real en pleno siglo XXI.

“Me parece que más allá del debate de monarquía o república también podríamos abrir un debate sobre los privilegios que hay que eliminar de la monarquía en el siglo XXI y desde luego uno de ellos es inexcusablemente acabar con el principio de inviolabilidad del Rey”, fueron las palabras exactas del diputado socialista.

Así mismo, Sánchez, que reconoció entonces el “alma republicana” del PSOE, defendió una reforma de la Constitución para afrontar el reto del soberanismo en Cataluña y apostó por un Estado federal. El diputado socialista dijo que el PSOE tenía que ser “coherente” y cumplir la Constitución que votó en 1978, pero a la vez abogó por “reformar y renovar” ese pacto constitucional que, desde su punto de vista, había sido “roto”, fundamentalmente por el proceso secesionista abierto en Cataluña.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, asistió este miércoles a una cumbre de la OTAN en Bruselas, acompañado de los titulares de Defensa y Exteriores, Margarita Robles y Josep Borrell, pero ninguno de ellos se pronunció sobre las grabaciones de Corinna. Aquí en España, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, aseguró en el Congreso que el rey emérito puede ser juzgado por las revelaciones de Corinna ya que, según dijo, tiene aforamiento, pero ya no goza de inviolabilidad.

La tesis mantenida por el Gobierno saliente de Mariano Rajoy, al que tocó gestionar la abdicación, era que a partir de ese momento Don Juan Carlos perdió la inviolabilidad de la que gozaba como rey. Pero que seguiría manteniendo tal protección sobre todos los hechos ocurridos durante sus 39 años de reinado, de modo que no se podría tramitar en su contra ninguna acusación referida a esa etapa.

Secretos oficiales

Por su parte, Izquierda Unida, a través de su coordinador, Alberto Garzón, anunció este miércoles que su formación presentará una batería de iniciativas parlamentarias en el Congreso para que, entre otras cosas, el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, y la ministra de Defensa, que tiene la competencia de este organismo, den explicaciones sobre las revelaciones de la empresaria Corinna zu Sayn-Wittgenstein. IU también quiere la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, explique en comisión “las acciones que su ministerio va a emprender a la hora de investigar” las cuentas suizas del rey emérito Juan Carlos I a las que hace alusión la aristócrata.

Garzón pide que se convoque la Diputación Permanente del Congreso a fin de aprobar la convocatoria de la Comisión de Control de los Créditos Destinados a Gastos Reservados, conocida coloquialmente como comisión de secretos oficiales, y que sea aquí donde comparezcan Sanz Roldán y Robles.