Inicio Actualidad Pepi, Luci, Bom… – La Gaceta de la Iberosfera

Pepi, Luci, Bom… – La Gaceta de la Iberosfera

…y otras chicas del montón se reunieron hace una semana en Valencia para hablar de ‘Otras políticas’ u ‘Oltras políticas’, no sé. El muy feminista, afectuoso, ilusionante, novedoso y sororo evento -no apto para diabéticos- tuvo lugar en el teatro donde se representa la obra ‘Clowns’. ¡Caramba, qué coinsidensia!, dirían Les Luthiers. Para la ocasión se montó una especie de salón como muy de Ikea, accesible a todas las economías. Todo simulaba un espacio cómodo y acogedor -pero no lo conseguía-; muy de estar en casa con sus mesitas y sus plantitas; recostaditas ellas en sus sillones como si estuvieran un sábado por la tarde en casa de cualquiera de ellas merendando manolitos; todo como muy cercano a la mujer, el ser de luz por excelencia

Es verdad que la sororidad no dio tanto de sí como para invitar a nuestra siempre indignada, llorosa y muy necesitada de afecto ministra de Igualdad ni a la aburridísima ministra de Derechos Sociales -Montero y Belarra-, pero el escenario tampoco era tan grande. Oltra vez será, chicas.

“Frente a los miedos, el ruido y los odios, queremos dialogar, derribar fronteras y hablar de los problemas con serenidad, aportando propuestas con cuidado y cariño.” Gracias, Yolanda querida. Claro que sí. Supongo que lo de las propuestas será en otra entrega, porque allí no recuerdo que se dijera nada y lo del diálogo será para los sindicatos, porque a los empresarios se les han subido los impuestos al trabajo en forma de cotizaciones sin que hayan podido decir ni pío. Pero se habló de amor. Gracias, Médicaymadre, conocida como la pistolera en los ambientes. Se habló de feminismo. Gracias, Fátima, eres todo un ejemplo. 

Mientras la casa se derrumba y se socavan sus cimientos a conciencia, ellos y ellas se dedican a debatir si hay que quitar el gotelé de las paredes

“Vamos a hablar, con tiempo y calma, de un proyecto de país, de sociedad, de qué va a ser de nuestras hijas e hijos”, decía Oltra unos días antes. Gracias, Mónica. Se entiende que querían hablar de su propia descendencia porque de los hijos e hijas de otros, como la niña abusada por su ex, no se dijo nada. Tampoco hablaron ni se lamentaron del drama de las niñas de Baleares. En definitiva, se marcaron un Pau Dones: ‘bonito, todo me parece bonito’. 

El nuevo feminismo es un movimiento completo. Del ‘bonito, todo me parece bonito’, pasa al ‘qué he hecho para merecer esto’ en tres días. Esta semana en la Asamblea de la Comunidad de Madrid, una tal Loreto exhibía indignada, herida, agraviada, impostando un sufrimiento y una humillación que no se lo creía ni ella, un móvil con el pantallazo de un pene erecto no deseado. Ahí está la clave. Ella no lo había pedido. Violencia digital. Chimpún. Legislemos para que esto no ocurra. Gastemos más tiempo y dinero del contribuyente para que dejen de existir este tipo de aberraciones que se solucionan con un bloqueo. Mientras tanto, enseñamos vaginas a tutiplén, metemos educación sexual a los niños de guardería, pero ponemos el grito en el cielo porque alguien ha recibido una foto de muy mal gusto no deseada. Loreto, discúlpame, pero no te sigo, chata. Violencia digital. Hace un mes llevaste a la Asamblea una compresa, esta semana una fotopenerectonodeseada, ¿aparecerás el mes que viene satisfyer en mano exigiendo que lo sufrague la Seguridad Social?

Para los que gustan hablar de todo como una lacra -cualquier cosa que ocurre se convierte en un telediario en la lacra de nuestro tiempo-, les sugiero otra: la lacra de nuestro tiempo es que haya tantos políticos dedicados a inventar problemas y a postureos ridículos mientras evitan los dramas reales. Ésa es la auténtica lacra. Mientras la casa se derrumba y se socavan sus cimientos a conciencia,  ellos y ellas dedican horas y horas a debatir si hay que quitar el gotelé de las paredes y pintarlas de morado.


Publicidad