Inicio Actualidad ¿Periodismo de VAR o de bar?

¿Periodismo de VAR o de bar?

Si alguien pensó que con el VAR en marcha se acabarían las polémicas, ésta ha sido la mejor semana para desmentir semejante idea. Dudo que el ‘encuentro’ entre Vinicius y Rulli con balón por medio haya sido repetido menos veces que el gol de Maradona a Inglaterra con la mano.

Y sí, me bastó una imagen para tener la certeza que la jugada es penalti. Hasta ahí creo que la mayoría objetiva de los aficionados coincidirían. Aunque aún así, habrá quien defienda que no lo es. Porque el aficionado ve el fútbol desde sus colores. Y ha sido siempre así, con VAR y sin él. La salsa del fútbol. Las jugadas interpretables. Si es o no penalti. No como la mano de Maradona, que ahí no hay interpretación posible. Con el VAR ese gol nunca hubiera subido al marcador.

Velasco Carballo, Munurea Montero

Desde el domingo he escuchado (incluso participado) en debates encarnizados sobre el el VAR. Periodistas pidiendo una comparecencia urgente de Velasco Carballo para “explicar” la jugada de Vinicius. Algunos lanzando la sospecha, alimentada por la televisión del Real Madrid, sobre un presunto anti madridismo del árbitro VAR (Melero López) que no solicitó a Munuera Montero la revisión de la jugada. Otros pidiendo que se destierre el invento del videoarbitraje. Un espectáculo denigrante a la altura del forofismo indisimulado que se ha apoderado en los últimos años del periodismo deportivo español.

Estando de acuerdo en que el VAR debió solicitar la revisión, la sobredimensión que se le ha dado a ese error respecto a otros tantos solo responde a una explicación. El penalti hubiera podido cambiar el resultado de un partido que el Madrid perdió. Ni más ni menos que lo sucedido con otros equipos, como cuando el VAR del Athletic-Getafe no intervino en un penalti claro sobre Mata en el 94 con 2-2 , o el que le anula frente al Barça al mismo futbolista,o en Villarreal cuando un pisotón de Ramos en el área no fue visto por el colegiado ni por el VAR. Nadie puso el grito en el cielo.

La Liga y el CTA organizaron en junio un cursillo VAR con periodistas. Se explicó la filosofía y aplicación del concepto. El objeto del sistema es evitar errores claros y manifiestos en 4 supuestos. Goles, rojas directas, penalti o confusión de identidad. Así se está aplicando para corregir errores, y lo había hecho hasta en 50 veces hasta diciembre. Como cuando Mateu anuló un gol a Asensio ante el Espanyol por fuera de juego inexistente, el VAR sacó de su error a Mateu y el gol subió al marcador. Ese día Ramos, Butragueño y compañía no preguntaron para qué está el VAR, como el día 6. Porque el VAR está para eso, para errores claros y manifiestos. Quizás porque entonces el Madrid no estaba fuera de la Liga, como ahora. Lo mismo vale para el Barça, que cuando fue expulsado Lenglet se preguntó cuál era el criterio, pero en Getafe entendió perfectamente el “criterio” del gol anulado a Mata…

Errores hay y seguirá habiendo. Pero salgamos del bar y seamos constructivos con el VAR.A ser posible sin bufanda.