Phil Mickelson (63), a punto de hacer historia

A Phil Mickelson le costó mucho entrar en la senda de los “majors”. Hasta los 34 años no logró el primero y hoy en día, con 46, ya tiene cinco en su haber. Es el jugador actual con más títulos del “Grand Slam” (cinco) y sólo figura por detrás de Tiger Woods entre los que están en activo. Pero su victoria en el Open Británico de Muirfield de 2013 le abrió una nueva perspectiva en su juego: el dominio de los “links”.

Este tipo de campos costeros, originales de estas islas, se les han dado particularmente bien a los estadounidenses. Aquí genios como Jack Nicklaus, Tom Watson o el propio “Tigre” han demostrado su sapiencia con los palos. Y el zurdo californiano lo hizo también en Edimburgo hace tres años, en lo que él mismo calificó como “mi mejor vuelta de golf”. Sin embargo, lo que hoy ha conseguido en Royal Troon se le acerca mucho: firmar ocho “birdies” consecutivos para una tarjeta impoluta de 63 impactos, superando el registro más bajo en este campo e igualando la plusmarca de cualquier grande. “Mi sensación es muy extraña -reconoció al terminar- porque sé que he completado una gran jornada pero solo tengo ganas de llorar”. Y no le faltaban razones para ello: su último “putt” le hizo una cruel corbata que le evitó sellar un 62 que habría quedado para siempre en los anales del deporte.

“En todo momento sabía que ese tiro era histórico y, de hecho, lo vi dentro todo el camino”, se lamentó. El 63 es un resultado recurrente a lo largo de los años (hay 28 casos registrados), pero nadie ha sido capaz de arañar ese golpe necesario para hacer historia. “Debe ser cuestión de brujería, porque yo estaba convencido de que la metía -se resignó-. Ya tengo otras grandes marcas en mi poder (59 golpes en el PGA Tour) pero no sé si se me volverá a presentar otra vez la ocasión de optar a un 62 en un grande”.

Al margen de esta exhibición del estadounidense, la jornada dio mucho espectáculo. Al no haber lluvia ni viento se vieron unos resultados inesperados (cincuenta hombres bajo par) y unas actuaciones para todos los gustos: desde un hoyo en un golpe de Oosthuizen hasta los nueve que dieron Duval, Bodwirch y Broberg en momentos de ofuscación. Pero lo importante es que los cinco españoles siguen con opciones de cumplir sus aspiraciones.

Pese a que Phil ha puesto el liderato muy caro (-8), con tres vueltas por delante tanto Sergio García como Rafa Cabrera (empatados a -3) tienen su camino expedito para el triunfo. Miguel Ángel Jiménez (par) realizó una sensacional remontada y está ahora mismo justo dentro del corte, algo que también pueden conseguir Scott Fernández (+1) y Jon Rahm (+3). Desde el viernes, ya con un clima más escocés, este “British” va a sacar los dientes. Y a los hispanos les va mejor las duras condiciones…

Loading...