Pili, la propietaria que vomita su propia comida, en ‘Pesadilla en la cocina’

15

El chef Alberto Chicote ha tenido un programa bastante recurrente en la noche de hoy. El cocinero acudía a la llamada de Pili, la propietaria de un bar en Castro Urdiales, que tenía bastantes problemas para seguir con su negocio. ‘Pesadilla en la cocina’ debía enfrentarse a uno de los retos más difíciles de esta temporada, y es que Pili ha sido una de las propietarias que más problemas han causado al chef.

Chicote ha llegado con ganas hasta el restaurante de Pili. Nada más comenzar ha pedido que le sirvan unos cuantos platos para probar la carta del local. Una carta escrita en papel y a mano ha sido lo primero que ha sorprendido al chef de ‘Pesadilla en la cocina’. Pero no lo único. Cuando ha tenido que probar uno de los platos, Chicote se ha negado y ha hecho salir a Pili para hablar con ella. El momentazo ha llegado cuando Chicote ha pedido que probase su comida y Pili no ha podido soportar lo mala que estaba y ha acabado vomitando la comida. Las cosas no han empezado bien.

Pero no sólo la comida era lo malo del local de Pili. Sus deudas con todo el mundo la tienen ahogada y su mala relación con su equipo, formado por su hijo y su hermano, hacen insostenible la continuidad del restaurante si no se producía un cambio. En el primer servicio de ‘Pesadilla en la cocina’, donde Chicote ha estado presente, el desastre se ha sido palpable. Comida mala, clientes que se van tras una hora esperando el segundo plato, y hasta una cliente que ha requerido que Pili salga de cocina para explicar el plato nefasto que le había preparado.

Ante esta tesitura, Chicote ha tenido que ponerse manos a la obra y lo primero ha sido hablar con los tres miembros del local. Sus diferencias y el carácter de Pili hacen que la convivencia dentro del restaurante sea insostenible. Pero Chicote, que más bien es un psicólogo, ha logrado que limen sus asperezas y busquen un bien común: reflotar el restaurante.

Con un cambio real en el local y en la carta, los miembros de Casa Pili, han tenido un servicio muy notable. A pesar de empezar mal, Pili ha sabido coger las riendas en el momento adecuado y sacar adelante el servicio de manera extraordinaria. Hasta la madre de Pili se ha acercado al local para ver la nueva inauguración y ha salido maravillada.

Al final Pili ha agradecido sobremanera al Chef, “me ha realizado como persona, hermana y madre” ha concluido Pili para agradecer a Chicote su ayuda.