Inicio Actualidad Plantón quirúrgico en Valencia por la paga impuesta por Puig para reducir...

Plantón quirúrgico en Valencia por la paga impuesta por Puig para reducir las listas de espera

Los principales hospitales públicos de la Comunidad Valenciana han suspendido en la tarde de este lunes decenas de operaciones quirúrgicas programadas para reducir las listas de espera, en protesta por las nuevas retribuciones impuestas por la Generalitat al personal sanitario. Médicos, enfermeros y celadores de Valencia, Alicante y Castellón se han plantado ante los nuevos precios que la Consejería de Sanidad y el gobierno de Ximo Puig (PSPV-PSOE) quiere pagarles por operar.

Se trata de intervenciones programadas fuera del horario laboral a partir de las 15 horas, como también en fines de semana. Todo ello dentro del llamado plan de autoconcierto para reducir las listas de espera, que suman 61.800 personas, muchas de ellas con más de 180 días. Listas que se dispararon durante los tres años de gestión de la exconsejera y exministra de Sanidad Carmen Montón,tras acabar con el modelo Alcira de gestión privada.

La protesta transversal que, en forma de parón, ha puesto de acuerdo a médicos, enfermeros, técnicos y celadores de toda la Comunidad Valenciana obedece a una iniciativa con la que la Generalitat de Puig y Mónica Oltra también ha cambiado la forma de retribuir al personal sanitario.

UGT y CCOO apoyan a Puig

A partir de este lunes, la Sanidad valenciana paga una cantidad determinada (fijada por ley) en función de cada intervención que médicos, técnicos, enfermeros y celadores realicen, y no por una jornada completa como se hacía hasta ahora. La nueva tabla de precios la publicaba el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DGOV) la pasada semana. Establece por ejemplo 51 euros por operar unas cataratas, 45 una fimosis o 72 por realizar una artroscopia. De media, cobrarán un 60 % menos que antes.

Hospitales como La Fe, el Clínico Universitario o el Doctor Peset en Valencia, el Universitario de Alicante o el  Hospital General de Castellón han suspendido entre seis y ocho cirugías programada (algunas desde hace seis meses) de cada especialidad según fuentes sindicales.

El acuerdo fue rechazado en mesa sectorial por todos los sindicatos profesionales del sector, salvo UGT-PV y CCOO-País Valenciá: el sindicato de enfermería SATSE, el de médicos CESM-CV, CSIF e Intersindical Valenciana lo han tachado de “indigno”.  Un plan de ‘incentivación’, con el que otros sindicatos como USO han acusado al bipartito Puig-Oltra y a su consellera de Sanidad, Ana Barceló, de “vender humo”.

Enfermos “como mercadería”

Así, denuncian que para igualar la misma retribución que antes recibían en una tarde, se ven obligados a hacer varias intervenciones lo que va en perjuicio del paciente. “Nos obligan a tratar a los enfermos como mercadería“, señalan a OKDIARIO fuentes sindicales. Un ejemplo es que si antes se operaban unas cataratas en una tarde, para igualar el mismo sueldo al precio establecido por Sanidad (20 euros), un técnico debería hacer tres operaciones, algo inviable. Las quejas se han trasladado a las redes sociales.

Intervenciones tan sensibles y en las que los profesionales se niegan a que prime cantidad sobre calidad,“cuando estamos hablando de algo tan serio como la salud” y que han provocado incluso bajas en bloque de enfermeros y auxiliares.