Inicio Actualidad PNV y EH Bildu empatan en el País Vasco y dejan al...

PNV y EH Bildu empatan en el País Vasco y dejan al PSOE una complicada decisión que podría acabar con Sánchez

Empate más que técnico entre PNV y EH Bildu de cara a las elecciones autonómicas del próximo 21 de abril. Según la encuesta de 40dB que publica este lunes El País los dos partidos nacionalistas obtendrían un 34% del voto y 28 diputados, lo que supondría que los proetarras mejorarían seis puntos respecto de las elecciones de 2020, mientras que los herederos de Sabino Arara perderían cinco.

En cualquier caso, ambos se quedarían lejos de una mayoría absoluta que en el parlamento de Vitoria está justo diez escaños más, los 38, y que sólo se podría completar de dos formas: con un pacto a priori muy poco probable entre ambos partidos o con un acuerdo con el PSOE vasco, que según el sondeo tendría un resultado mejor de lo que quizá cabría esperar: un 14% del voto –prácticamente el mismo que en 2020– y once diputados, uno más que en aquellas elecciones.

En el otro lado del espectó político el PP mejoraría pero no de forma significativa: suben algo más de un punto respecto a 2020, pero se quedarían con el mismo número de diputados: seis. Vox , por su parte, lograría mantener su único representante en el parlamento autonómico vasco.

Por último, uno de los datos más llamativos del sondeo sería el descalabro de la extrema izquierda que representan Sumar y Podemos. Ese espacio político acudió a los comicios de 2020 agrupado en una única candidatura que tuvo un 8% de voto y seis escaños, mientras que ahora lo haría en dos listas que se quedarían en un 3% y, como mucho, tendrían un escaño cada uno.

Resultado envenenado para Sánchez

De cumplirse este pronóstico los socialistas se encontrarían con un panorama postelectoral muy complicado: tendrían que decidir entre otorgar el gobierno vasco a uno u otro partido y eso podría tener consecuencias para la gobernabilidad en España.

En principio la alianza más lógica sería con el PNV, con el que han compartido gobierno hasta ahora, pero la dependencia de los votos de EH Bildu podría complicar esto, sobre todo en el caso de que los proetarras resultasen la fuerza más votada, aunque fuese por un estrecho margen. Un escenario que no hay que descartar porque, de hecho, la tendencia en las encuestas es de subida para ellos y de caída para los peneuvistas.

Así las cosas, cabe preguntarse si EH Bildu permitiría que el PSOE se mantuviese en el poder en España después de quedarse sin gobierno vasco por la decisión de los socialistas. Y hay que recordar que Pedro Sánchez necesita los seis diputados de los proetarras para no quedarse en minoría.

Y otra cuestión que no hay que perder de vista: de reforzarse la actual tendencia podría darse el caso de que el apoyo del PSOE sólo le bastase a EH Bildu: si los proetarras crecen un poco más y el PNV y los propios socialistas caen se podría dar la situación de que los miembros del actual gobierno de coalición no alcanzasen los 38 escaños necesarios, con lo que esa posibilidad de gobierno quedase a expensas de un apoyo o al menos una abstención del Partido Popular.