Podemos exige a IU salir de los gobiernos con el PSOE para confluir con ellos en Andalucía

Podemos Andalucía ha elaborado el primer documento oficial que recoge la hoja de ruta hacia la confluencia con IU y otras fuerzas de izquierda, unas directrices que servirán tanto para formar un nuevo bloque político a nivel regional como en todos los municipios donde tengan representación.

En el documento, al que ha tenido acceso Público, Podemos ofrece a IU un pacto de unidad bajo dos condiciones, y una de ellas ha hecho temblar los cimientos de la formación comunista: la primera condición es “ser muralla contra el PP y contra Ciudadanos”, es decir, que la principal razón de ser de esa confluencia de partidos de izquierda sería “impedir por activa y por pasiva que el PP gobierne” en la Junta y en los ayuntamientos. Esto quiere decir que allí donde los populares tuvieran opciones de acceder al poder, con una mayoría simple, Podemos buscaría las alianzas necesarias con otras fuerzas para impedirlo, apoyando si hace falta a un alcalde del PSOE, pero nunca entrando en el gobierno con los socialistas.

La segunda condición ha dejado boquiabierta a la coalición de izquierdas: Podemos sostiene que el PSOE andaluz es “un partido irrecuperable para la izquierda mientras siga en manos de Susana Díaz”, advierte de que “nunca gobernarán con los socialistas”, e “invitan” a IU a romper con el PSOE en todos los ayuntamientos donde ahora gobiernan juntos, si quieren concurrir con ellos en las próximas elecciones municipales. La coalición de izquierdas ostenta ahora 80 alcaldías en Andalucía, algunas por mayoría absoluta, pero en otras muchas forman un gobierno de coalición con el PSOE.

IU gobierna en 80 alcaldías en Andalucía, muchas de ellas en  coalición con el PSOE

También hay municipios con alcaldes socialistas y concejales de IU, quizá el más significativo es el Ayuntamiento de Córdoba, con una alcaldesa del PSOE (Isabel Ambrosio) y donde los comunistas tienen cuatro delegaciones. Ocurre también en Marbella, en Níjar y en Puerto de Santa María (Cádiz), donde también hay un regidor socialista y concejales de IU y de la marca afín a Podemos.

La dirección de Teresa Rodríguez será tan exigente consigo misma como con IU, esto es, pretende desligarse de aquellos partidos que concurrieron a las municipales bajo el paraguas de Podemos, y ahora forman gobierno con el PSOE. Si no rompen con ellos, no podrán seguir ligados al partido violeta, y éste promoverá otro grupo en dicho municipio.

El secretario político de Podemos Andalucía, Jesús Rodríguez, ha aclarado que esta condición que se le impone a IU para formar una coalición en los municipios no es “extrapolable” al proceso de confluencia a escala andaluza. Rodríguez cree que la coalición de izquierdas ya hizo una profunda reflexión tras su paso por el Gobierno de coalición con el PSOE, en la pasada legislatura, fruto del cual ahora no se plantearía nunca volver a compartir Ejecutivo con los socialistas. “Que IU esté cogobernando con el PSOE es un impedimento para formar la confluencia a nivel local, pero no a escala andaluza”, avisa el número dos de Rodríguez.

El documento para la formación de un bloque de izquierdas saca a Podemos Andalucía de una situación de impasse, después de que el líder de IU, Antonio Maíllo, adelantase hace unos meses su clara intención de confluir con la formación morada. Sin embargo, las condiciones que plantea Podemos son un “jarro de agua fría” para los comunistas, muchos entenderán que les someten a una “humillación” y abocan a IU a su “desaparición”, según fuentes del partido.

La ruptura de la coalición PSOE-IU en muchos municipios no sólo supone que los concejales de IU salgan del Gobierno local, sino que en aquellos ayuntamientos donde ostentan la alcaldía, tendrían que cedérsela al PSOE a cambio de nada (para evitar que gobernase el PP) y seguir sosteniendo a un regidor socialista desde la oposición. De aquí a las municipales de 2019, IU tendría que haber roto con el PSOE en más de un centenar de pueblos y ciudades si aún aspira a confeccionar una lista electoral conjunta con Podemos.

La propuesta de confluencia de Podemos pone en un serio aprieto a Maíllo, que después del verano tendrá que someter su liderazgo a la reelección en la asamblea regional de IU. Son muchas voces dentro de la coalición de izquierdas las que rechazan la confluencia con el partido morado, sin embargo, la dirección actual está convencida de que la formación de un bloque progresista es el camino para superar a un PSOE andaluz desgastado tras 40 años en el poder. El documento presentado este jueves se debatirá durante un mes en los círculos y el consejo ciudadano de Podemos, dos semanas después pasará a los coordinadores provinciales, y el documento resultante se votará en el consejo ciudadano a principios de julio.

Loading...