Inicio Actualidad Podemos presiona y pide el cese de Borrell por la multa de...

Podemos presiona y pide el cese de Borrell por la multa de Abengoa

José Borrell, el ministro de Exteriores, está empecinado en ser noticia cada semana y no precisamente por su gestión al frente de la cartera internacional del Ejecutivo de Pedro Sánchez. Si la semana pasada su enfrentamiento con el diputado republicano Jordi Salvador a cuenta de un inexistente escupitajo, ayer el ministro fue noticia porque el BOE publicó que la CNMV multa con 30.000 euros a Borrell por «información privilegiada» en su época de consejero de la empresa de ingeniería y energías renovables Abengoa.

La sanción ha activado a la oposición. Pablo Iglesias ha pedido inmediatamente su dimisión. Le ha seguido de cerca Pablo Casado, mientras que Ciudadanos sólo ha pedido su comparecencia para dar explicaciones. Estas explicaciones han sido dadas por el ministro en sede parlamentaria dando respuesta a dos peticiones del PP. Los morados y los populares han aprovechado la campaña electoral andaluza para cargar contra Borrell. También lo han hecho los independentistas, incluido el Gobierno de la Generalitat además de ERC y Junts per Catalunya, que han arremetido contra «su principal enemigo en el “procés”, porque les ha plantado cara desde el minuto uno».

Podemos y Partido Popular se han lanzado a presionar a Pedro Sánchez para exigir al presidente el cese de su ministro. «Este Gobierno no se puede permitir un ministro sancionado por la CNMV por vender acciones con información privilegiada. Respeto a Borrell por su inteligencia y su altura política y creo que dimitirá sin necesidad de que se lo exijamos. Hoy tiene la oportunidad de dar ejemplo», ha dicho el líder morado en Twitter, marcando distancias con el PSOE y con el Gobierno. El presidente del PP, Pablo Casado, ha ido más lejos que Iglesias y desde Adra –Almería– y en plena campaña andaluza ha afirmado que la sanción es «algo gravísimo», para añadir que Borrell «está deslegitimado para seguir en el Gobierno». No en vano, los partidos han aprovechado que Abengoa es una empresa andaluza.

La noticia no ha sido una sorpresa. La conoció la opinión pública el 17 de octubre. El ministro ese día afirmó que está en «total desacuerdo» con la decisión de la CNMV. Los hechos se remontan al 24 de noviembre de 2015, dos días antes de la presentación de concurso de acreedores de Abengoa que perdió en dos días un 70% de su valor. Ese día Borrell vendió un paquete de diez mil acciones, a nombre de su ex esposa, por un valor de 9.030 euros. El ministro argumentó que si hubiera tenido información privilegiada hubiera vendido el total de su cartera. En esta argumentación se atrinchera La Moncloa para dar todo su apoyo al ministro. Tras los ceses de Màxim Huerta y Carmen Montón, el gobierno socialista ha cerrado filas y ha desafiado los ataques de la oposición en los casos de Dolores Delgado, Isabel Celaá y Pedro Duque. Ahora cierra filas con José Borrell porque no se va a permitir más sangría en el Gobierno. Además, tienen el convencimiento de que el ministro ha dado cumplidas explicaciones y «puede defenderse solo».

La multa no será recurrida por Borrell. No puede acudir a los tribunales sin presentar previamente, y aquí radica el problema, un recurso de alzada que debería ver, nada más y nada menos, que su compañera de gabinete, la ministra de Economía, Nadia Calviño. Borrell acepta la multa y desiste del recurso porque se tendría que resolver dentro del Gabinete, toda una situación descabellada.

La oposición, de momento, se ha lanzado contra su última presa, el sexto miembro del ejecutivo al que piden la dimisión.