Inicio Actualidad Podemos quiere que Sánchez implique a la Unión Europea en las exhumaciones...

Podemos quiere que Sánchez implique a la Unión Europea en las exhumaciones de la Guerra Civil

Podemos quiere que la Unión Europea se implique en la identificación y exhumación de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura. La formación de Pablo Iglesias pretende trasladar así la visibilidad de las políticas del Gobierno sobre la Memoria Histórica al escenario europeo, convirtiendo a las autoridades comunitarias en un actor más de la polémica.

La iniciativa se recoge en el informe ‘De un Valle de Lágrimas a un Valle de Memorias. Bases para un proyecto de futuro sobre el Valle de los Caídos’, firmado por el historiador Jordi Guixé y que sirve de base para las propuestas podemitas en este ámbito.

El autor considera necesario tener en cuenta “la actuación del Parlamento Europeo en relación con las comisiones de identificación y exhumación de las víctimas de la violencia política en los Estados miembro” y “estudiar las posibilidades de llevar a cabo iniciativas similares para el caso español”.

El ejemplo de Chipre

En concreto, el documento se remite a la experiencia de Chipre, que considera un caso “esclarecedor”. Así, se indica que la visita de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior de la Unión Europea al país fue relevante para impulsar la investigación de las personas desaparecidas durante la ocupación turca, en los años 1963-64 y 1974.

Podemos pone como ejemplo la labor del Comité de Personas Desaparecidas en Chipre, creado en 1981 por una resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas y compuesto por un representante de la comunidad greco-chipriota, uno de la comunidad turco-chipriota y un representante del organismo internacional.

Podemos pone como ejemplo la búsqueda de desaparecidos en Chipre y las “maniobras políticas” de la UE

Ese órgano, señala el partido, cuenta con más de cien personas empleadas y su propio laboratorio antropológico, además de un presupuesto de 3,5 millones de euros, de los que 2,6 millones proceden de la UE.

“Debido a la baja tasa de identificaciones de desaparecidos hasta la fecha (un 43 % para la comunidad grecochipriota y un 42 % para la comunidad turcochipriota) y al alto valor social que la comisión otorga al Comité de Personas Desaparecidas, la delegación manifestó su voluntad de conseguir más recursos económicos y maniobrar políticamente para obtener una mayor accesibilidad a los archivos del Ejército turco (dos de los problemas más importantes de este comité)”, se indica en el informe.

Para Podemos, “como en el caso chipriota, el Estado español debería buscar un trato similar por parte de la Unión Europea para facilitar las labores de exhumación e identificación de las personas desaparecidas de la Guerra Civil y de la posguerra”.

La formación de Pablo Iglesias intenta así que las instituciones comunitarias se impliquen políticamente para facilitar las labores de identificación y exhumación que asumirá directamente el Ejecutivo socialista.

Durante su comparecencia en el Congreso, en julio, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, anunció que sería el Gobierno el que se haría cargo del proceso y calificó de “inaceptable” que “España siga siendo el segundo país en número de desaparecidos después de Camboya”.

La labor corresponde a la Dirección General de Memoria Histórica, creada a tal efecto por el Ejecutivo de Sánchez, y que, según se anunció en su día, elaborará un plan nacional de búsqueda de desaparecidos. Según datos del Ministerio, hay 1.200 fosas comunes sin abrir.

Hasta ahora, los trabajos para identificar y exhumar a las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura estaban en manos de sus propios familiares o de asociaciones que, siguiendo la ley de Memoria Histórica, podrían ser beneficiarios de subvenciones.

El Gobierno de ZP denegó la mitad de las ayudas

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, como reveló OKDIARIO, denegó la mitad de esas ayudas entre 2006 y 2011. De los 14.226.803 euros solicitados para llevar a cabo esas labores, finalmente se aprobaron 8.170.612,79 euros, según consta en una respuesta parlamentaria del anterior Ejecutivo.

Ello, pese a la intensa campaña del PSOE en favor de las exhumaciones. El partido que ahora sustenta al Gobierno aprovechó las enmiendas a los Presupuestos de Rajoy para exigir 21 millones de euros para, entre otras cosas, financiar los trabajos en las fosas del franquismo o “resignificar” el Valle de los Caídos.

“Centro de peregrinación fascista”

Por otro lado, el partido morado pedirá en sus enmiendas a la reforma de la Ley de Memoria Histórica que Franco no sea enterrado en la cripta de la Catedral de La Almudena ni en ningún otro lugar “que pueda convertirse en un centro de peregrinación fascista”, según explicó el coordinador del Área de Memoria Democrática y Antifascista del partido morado, Miguel Urbán, este jueves, tras reunirse con reunirse con el director de Memoria Histórica del Gobierno, Francisco Martínez López.

Urbán consideró que su formación tiene “posturas más valientes” que el PSOE y urgió al Gobierno a “transformar el Valle para que no sea un monumento al fascismo”.

Entre las enmiendas, Podemos defenderá también la necesidad de “dotar de medios adecuados a la Justicia y eliminar las trabas judiciales que impiden que se pueda juzgar a los criminales franquistas” en España.