¿Por qué ha dimitido el director de los Mossos?

Sin un papel activo de los policías el referéndum convocado para el 1 de octubre es inviable

El director de los Mossos d’Esquadra, Albert Batlle, presentó ayer lunes su dimisión por motivos políticos, tras los cambios de la semana pasada en el Govern, entre ellos la incorporación de Joaquim Forn como nuevo conseller de Interior, con vistas a preparar el referéndum anunciado para el 1 de octubre.

¿Qué objetivo busca la Generalitat con el cambio?

Sin duda, controlar políticamente a los Mossos, ya que sabe que sin un papel activo de los policías el referéndum es, sencillamente, inviable. Su papel en los colegios electorales será clave.

¿Qué piensan hacer los mandos de los Mossos?

Siempre han dicho que garantizarán la seguridad y el cumplimiento estricto de la ley. Las decisiones del mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, aupado por Batlle, serán analizadas con lupa por sus jefes.

¿Qué dicen los representantes de los policías?

Los sindicatos de los Mossos d’Esquadra afirman que la salida de Batlle provoca «incertidumbre» y esperan que la Generalitat no intente una manipulación política del Cuerpo. En cualquier caso, todos ellos insisten en que se atendrán a la legalidad vigente y piden que no se manipule a los agentes.

¿Habrá relevos también en la cúpula de los Mossos?

Es una de las decisiones más difíciles que tiene que tomar el nuevo consejero de Interior. Si opta por hacer cambios el mensaje que lanzará será demoledor para los profesionales: solo quien esté a favor de llegar hasta el final con el desafío al Estado podrá tener responsabilidades.

¿Hay riesgo de división en los Mossos d’Esquadra?

En principio, no. La razón principal es que los profesionales están dispuestos a no cumplir órdenes ilegales y que los agentes secesionistas están en clara minoría y no ocupan puestos de responsabilidad suficiente como para poder intentar un giro en el rumbo del Cuerpo policial.

¿Qué margen de maniobra tiene la cúpula de Interior?

Dos meses son muy pocos como para que la nueva cúpula de la Consejería de Interior de la Generalitat pueda hacerse con el control efectivo de un Cuerpo policial complejo como son los Mossos d’Esquadra. Los agentes, además, no están por permitir la actuación de «comisarios» políticos.

¿Afectará el cambio a las relaciones con Madrid?

Interior no dará pasos hasta ver cómo actúa la nueva cúpula de la Consejería. Por tanto, la entrada en el Citco de los Mossos, en grupos de trabajo de Interpol y en la Mesa de Evaluación de la amenaza terrorista, acordadas por Juan Ignacio Zoido y Jordi Jané cuando éste era consejero de Interior, se paraliza.

¿En qué caso Interior puede tomar el control del Cuerpo?

Los Mossos son una policía autonómica, que depende solo de la Generalitat, e integral, pues salvo el control de fronteras y DNI y pasaporte tiene asumidas todas las competencias. Mediante el 155 de la Constitución o la Ley de Seguridad Nacional el Gobierno podría tomar el control efectivo del Cuerpo.

Loading...