Inicio Actualidad ¿Por qué instalar césped artificial en tu piscina?

¿Por qué instalar césped artificial en tu piscina?

El verano ya está aquí y disfrutar del exterior de nuestro hogar es una de nuestras prioridades. Si tienes piscina en casa es el momento de ponerla a punto y preparar el espacio exterior para poder disfrutar cada día de forma segura y, a ser posible, sin que nos quite mucho tiempo. 

Desde hace unos años, el césped artificial se ha convertido en una de las opciones preferidas en muchos hogares con piscina. Y es que es, una excelente alternativa por sus muchas ventajas frente a otros pavimentos. Descubre por qué razones instalar césped artificial para piscinas es una de las opciones de moda más elegidas.

  • Mantenimiento mínimo

¿A quién no le gusta tener el jardín siempre verde y en perfecto estado para disfrutar y sin dedicarle mucho esfuerzo? Pues esta es una de las grandes ventajas del césped artificial. No requiere de apenas dedicación para que luzca siempre como el primer día. De esta forma, podrás disfrutar todo tu tiempo libre en lo que más te gusta.

Al contrario que el césped natural que requiere de muchos cuidados y un gasto muy elevado para ello, el césped artificial solo necesita un cepillado de vez en cuando para quitar restos de suciedad, que también servirá para mantener sus fibras erguidas. 

Para eliminar restos de polvo, ocasionalmente conviene mojarlo con una manguera. También, se recomienda mojarlo en días muy calurosos antes de usarlo, igual que se haría con cualquier otro pavimento. Esto ayudará a refrescar el espacio, haciéndolo más agradable.

Si se tienen mascotas, para quitar manchas o una limpieza más a fondo, se puede mojar y cepillar con agua y algún jabón o limpiador no abrasivo diluido.

Periódicamente, hay que revisar los desagües que haya cerca del césped artificial o debajo de él, y limpiar la suciedad u hojas secas que puedan caer. Es importante mantener el sistema de drenaje del césped limpio y despejado para que funcione a la perfección. Esto junto con los agujeros de la parte inferior del césped artificial, permitirá el drenaje del agua que salga de la piscina durante el baño, manteniendo el césped siempre sin charcos.

  • Producto sostenible

Al no necesitar pesticidas, fertilizantes, ni ningún producto químico para su mantenimiento no perjudica el medio ambiente. Además, supone un ahorro de agua muy grande con respecto al césped natural. De esta forma, el agua que consumimos de más en verano con nuestra piscina, la ahorramos por otro lado con el césped artificial. Contribuyendo así, a la sostenibilidad de un recurso natural escaso como es el agua.

  • Resistente

El césped artificial es un producto muy resistente y con una larga durabilidad. No le afectan los cambios climatológicos, ni el frío y la lluvia, ni el sol ni el calor, como ocurriría con el césped natural. Su vida útil puede oscilar entre 10 y 20 años, con un mínimo de cuidados. 

Además, los avances empleados en su fabricación conllevan que sus fibras sean resistentes:

  • A los rayos ultravioletas
  • Al cloro
  • A la humedad

De esta forma, un césped artificial para piscinas de calidad está perfectamente preparado para soportar los largos y calurosos días de verano y toda el agua que pueda salir de tu piscina sin zonas estropeadas por el cloro, la humedad o el sol.

También soporta perfectamente el peso de mesas, sillas, tumbonas. Si después del verano retiras el mobiliario exterior o lo mueves de sitio, solo tendrás que cepillar sus fibras para levantarlas y que vuelvan a lucir como el primer día.

  • Antideslizante

El césped artificial es un producto que por sí no resbala, pero es que además, algunos fabricantes incorporan tratamientos antideslizantes. Por este motivo, es más seguro que otros pavimentos como podrían ser el cemento o algún tipo de baldosa que son muy resbaladizas especialmente cuando están mojadas.

Ademas, como el césped artificial lleva agujeros en su parte inferior para drenar el agua, este sistema facilita la rápida evacuación del agua que cae sobre él, evitando la formación de charcos como ocurriría en otros pavimentos, y por tanto, disminuyendo el riesgo de resbalones.

  • Confort y suavidad

Las fibras del césped artificial y sus características en sí, ofrecen una sensación de confort y amortiguación inigualable por ningún otro pavimento. Es ideal para caminar descalzo o tumbarse sobre él a tomar el sol al lado de la piscina. 

  • Aspecto y belleza 

Otra de las grandes ventajas del césped artificial es que siempre estará verde, bonito y listo para utilizar en cualquier momento, sin calvas, ni zonas secas o amarillentas como ocurriría con el césped natural. 

Además, es un producto, que queda bien con cualquier tipo de decoración, ya sea vanguardista o tradicional, realzando la belleza de todo lo que se ponga a su alrededor.

  • Menos insectos

Al tratarse de un producto sintético, se reducen los insectos merodeando en tu jardín, y con ellos las temidas picaduras de mosquitos, o pequeñas arañas.

Publicidad