Inicio Actualidad Por qué Pablo Iglesias se compara con el Joker y nunca lo...

Por qué Pablo Iglesias se compara con el Joker y nunca lo haría con Miliki

Ha sido la noticia tuitera del día. Hasta ese punto llegamos en este tiempo en el que medio país está confinado y otro tanto ya disfruta de las mermadas terrazas de nuestros bares. Marcos de Quinto es diputado por Ciudadanos y asiduo tuitero y comentarista en redes de la actualidad política. Este fin de semana aprovechaba uno de sus mensajes para llamar al vicepresidente Iglesias «payaso», algo a lo que este ha contestado con una imagen no exenta de polémica: el Joker. ¿Por qué ha elegido a este payaso Pablo Iglesias y no a uno de carácter más amable como Miliki (y más español, dicho sea de paso)?

De Quinto, el «payaso» Iglesias y el Joker de Joaquin Phoenix

Pennywise el payaso de IT

Marcos de Quinto escribía este domingo en Twitter su visión sobre que, en una de las crisis «más graves de su historia», España no podía permitirse «estar a expensas de este payaso de vicepresidente».

«O se hace un pacto entre partidos serios, o esto se va a pique», reclamaba De Quinto en un mensaje en el que citaba además a Juan Carlos Girauta, exportavoz de Ciudadanos en el Congreso, que anunció su marcha del partido tras la decisión de Inés Arrimadas de votar a favor de la prórroga del estado de alarma propuesta por el Gobierno de coalición.

Este mensaje habría provocado la respuesta de Iglesias, que tiraba de ironía para contestar al de Ciudadanos:

«Hay pocas profesiones más hermosas y dignas que la de payaso. Si defender el Ingreso Mínimo Vital y la justicia social en Europa me da el honor de serlo, solo puedo decir: Payaso a mucha honra, señor de Quinto», respondía el atareado vicepresidente de Podemos. Junto a su mensaje, una imagen del Joker (archienemigo de Batman), en la última interpretación que el personaje ha conocido de la mano de Joaquin Phoenix.

No ha sido a pocos a los que la imagen elegida por Iglesias ha sorprendido. Sin duda, el señor Iglesias es un cinéfilo empedernido, pero haber escogido a un villano que encarna todo lo malvado que tiene el hombre en los cómics de DC y en las adaptaciones al cine de Batman, no deja de ser (como poco) desacertado. Sin duda es una elección preferible a la de otros payasos ilustres como el Pennywise ideado por Stephen King para su novela ‘IT’.

La duda en muchos usuarios ha surgido de forma natural. Joker se ha convertida en la primer tendencia de Twitter en España a lo largo de la tarde de este lunes, así que, ¿por qué no ha elegido Iglesias a otro payaso? No han faltado los usuarios que recuerdan las características que articulan la personalidad del Joker, y otros tantos que han propuetso un modelo de payaso, más amable, más cercano, que no genera rechazo: Miliki.

Rocío Monasterio apunta a Miliki y explica los problemas que tendría Iglesias

Miliki, el más entrañable de los ‘Payasos de la Tele’

Miliki es uno de los payasos más entrañables y recordados por el público en nuestro país. Resulta una decisión evidente para contestar a De Quinto y mostrar la dignidad que efectivemente tiene la profesión. Iglesias ha preferido algo más actual y ha puesto una imágen del Joker, con todo lo que eso supone. ¿Qué le pasa a Miliki? ¿Por qué no se fija Iglesias en los payasos de la tele? Rocío Monasterio tiene una teoría:

«Nunca Pablo Iglesias se acordaría de un payaso como Miliki. Toda la familia tuvo que salir huyendo de Cuba precisamente huyendo de las políticas terribles que hoy defiende Podemos para los españoles. El exilio para siempre que no se borra ni con todo el humor del mundo…», apuntaba en su cuenta de Twitter, una mujer que conoce de primera mano la situación de la isla.

Miliki y el exilio cubano

Y es que la historia de los míticos payasos de la tele pasa por la isla caribeña en la que triunfaron en televisión y en la radio en la época gobernada por Batista. Llegó la revolución y Fidel y el clan de los Aragón decidió volver a España, como apunta la política de Vox. Tanto es así, que el propio MIliki publicó al final de sus días una novela de ficción en la que repasaba algunas de sus vivencias en La Habana.

Emilio Aragón Bermúdez, publicó ‘La Providencia’ (Espasa), su primera novela para adultos, bajo el seudónimo de Emilio A. Foreaux con la intención de hacer un paréntesis en la literatura infantil y juvenil y hacer honor al apellido de su abuela. La novela cuenta las hazañas de Martín, un cubano que tiene que huir de la Isla al ser perseguido por la policía militar de Fidel Castro.

Emilio Aragón subrayó en un encuentro con los medios de comunicación que el argumento «lo llevaba trabajando desde que tenía 16 años pero que se había ido perfilando al conocer a personas que le ayudaron a matizarlo y retocarlo». «Tal vez se hubiese vendido más si hubiese utilizado mi nombre de pila pero no me mueve el interés comercial» reconoció.

La época en la que se sitúa la novela le resultaba sobre todo «familiar y cercana» pues fue en la Isla donde vivió con su familia de 1945 a los años 60, recorriendo el país de «cabo a rabo» con sus espectáculos. En Cuba pasó su adolescencia y fue donde, como él afirma, «se hizo hombre, en el buen sentido de la palabra». Miliki se emocionó, el día de la presentación de la novela, al recordar los amaneceres cubanos «escuchando guajiras por la radio con las que los cubanos se felicitaban el cumpleaños».