Portugal vive su jornada más negra con 27 muertos y más de 100 focos activos

Al menos 27 personas murieron en los diferentes incendios que afectan desde este domingo al centro y norte de Portugal, según confirmaron hoy fuentes de Protección Civil. En declaraciones a medios locales, las fuentes precisaron que se trata aún de un balance provisional, ya que se siguen recopilando datos de las numerosas aldeas que han estado cercadas por el fuego en las últimas horas. Veinticinco personas han resultado heridas.

Todos los municipios se sitúan en el centro de Portugal, una de las zonas más afectadas, junto con el norte, por la oleada de incendios que recorren el país, donde este domingo se ha registrado el récord de 443 fuegos. Un total de 4.500 bomberos tratan de controlar las llamas.

Se trata de localidades situadas en el centro de Portugal, la zona más afectada junto con el norte del país, donde en total se registraron este domingo 523 fuegos, lo que han llevado a las autoridades a afirmar que se trató del peor día del año en materia de incendios forestales.

Tras una noche complicada de combate a las llamas, permanecen hoy activos 65 incendios en Portugal, que tratan de controlar 4.529 bomberos apoyados por 1.380 vehículos de extinción terrestre y más de 200 militares.

Portugal ha pedido ayuda a la Unión Europea para sofocar los incendios

El fuego que concentra más medios es el que afecta al municipio de Lousã, en el distrito de Coimbra (centro del país), donde se encuentran 668 bomberos asistidos por 196 vehículos terrestres, según datos de Protección Civil.

También son especialmente preocupantes las situaciones en los términos municipales de Alcobaça, en el distrito de Leiria, con 358 bomberos, y Sertã, en Castelo Branco, con 234 bomberos, de nuevo ambos en el centro de Portugal.

Ante la proliferación de fuegos de este domingo, las autoridades lusas han solicitado ayuda a la Unión Europea (UE) y Marruecos para apoyar las labores de extinción, y han prolongado hasta las 20.00 hora local (19.00 GMT) de hoy la alerta roja por riesgo de incendio que rige en todos los distritos.

La proliferación de fuegos se ha visto impulsada por las altas temperaturas de los últimos días y la escasez de lluvias, factores determinantes, según dijo esta madrugada el primer ministro, António Costa, quien se desplazó al centro de control de Protección Civil para seguir la situación.

Un total de 65 incendios permanecen activos en Portugal

Costa dijo a periodistas que revertir las circunstancias que hacen especialmente vulnerable a Portugal frente al fuego “implica tiempo” e incluso advirtió de que situaciones como las de este domingo “seguramente se van a repetir” mientras se implantan cambios para mejorar la situación de la foresta.

Asimismo, defendió la gestión de la ministra de Administración Interna, Constança Urbano de Sousa, y subrayó que “es un poco infantil pensar que la consecuencias políticas (por eventuales errores en la respuesta a incendios) son dimisiones”.

Las previsiones meteorológicas apuntan para hoy a un descenso de las temperaturas e incluso lluvias en parte del territorio. Las elevadas temperaturas y la escasez de lluvias en las últimas semanas habían llevado a las autoridades a prolongar el periodo crítico de incendios forestales hasta el próximo 31 de octubre.

El fuego más grave de este año se desató el pasado 17 de junio en el término municipal de Pedrógão Grande (en el centro del país), donde murieron 64 personas y más de 250 resultaron heridas.

Loading...