Inicio Actualidad PP, PSOE y Vox luchan por hacerse con el voto rural mientras...

PP, PSOE y Vox luchan por hacerse con el voto rural mientras el campo amenaza con llegar a Ferraz y los Goya

El campo cumple hoy su quinto día de protestas en diferentes ciudades, el segundo en toda España, y este sábado está previsto que los tractores lleguen a Madrid, donde algunos pretenden manifestarse frente a la sede del PSOE en Ferraz. Acuden sin unidad ideológica, más allá de pedir medidas al Gobierno, mientras los partidos luchan por capitalizar su malestar en plena campaña de las gallegas.

Interior ha blindado la Comunidad con un dispositivo especial de policía para evitar cortes de circulación y altercados, como ocurrió el pasado jueves cuando algunos policías resultaron heridos por los enfrentamientos en distintas ciudades. También se ha incrementado la seguridad en capitales de provincia como Valladolid, donde esta noche se celebra la Gala de los Goya y podrían producirse protestas.

En medio de estas movilizaciones, los partidos batallan para hacerse con los votos de un sector clave, especialmente cuando nos encontramos en el ecuador de la campaña gallega, una de las comunidades donde más peso tiene el sector primario. Esta misma semana, Alberto Núñez Feijóo y Santiago Abascal coincidían en hablar de «dogmatismo medioambiental» para defender al campo, en una pugna entre PP y Vox por erigirse como los verdaderos defensores de los agricultores y ganaderos.

Desde el PP, Dolors Montserrat presumía en Es la Mañana de Federico de ser el partido que verdaderamente defiende los intereses del sector en Bruselas, mientras desde Vox anunciaban un encuentro con el comisario de Agricultura europeo la próxima semana, al que asistirán los consejeros del ramo en los gobiernos autonómicos.

Competición de promesas políticas

Además, los gobiernos regionales del PP han impulsado un plan de choque para ayudar al campo, mientras los de Abascal han promovido una batería de medidas en distintas instituciones para exigir que se acabe con el «Pacto Verde» y las políticas medioambientales europeas, que consideran abusivas y desleales a la hora de competir con otros países que no forman parte de la UE.

La lucha ha provocado un importante choque en los partidos de la derecha, con Vox acusando al PP de alinearse con la izquierda en Europa en perjuicio de los agricultores y ganaderos, a lo que los populares responden presumiendo de ser el único partido que siempre ha velado por su interés.

Dentro de la subasta de promesas anunciadas, el Gobierno de Pedro Sánchez no se ha quedado atrás y, en plena campaña electoral, ha prometido que reforzará la Ley de Cadena Alimentaria, para que el sector primario no venda a pérdidas, y que simplificará la burocracia de la Política Agraria Común.

Mientras, asociaciones como Asaja, COAG y UPA, además de Plataforma 6F, piden no politizar las protestas. Incluso se han producido abucheos y reproches cuando algún político ha intentado sumarse a las protestas, a los que acusan de ir sólo a «hacerse la foto» y simular preocupación en período electoral, sin terminar de ofrecerles soluciones a un problema que arrastran desde hace años.

Las asociaciones piden, entre otras cosas, mayores ayudas al campo y menos restricciones para cumplir con las políticas medioambientales, que encarecen sus productos, mientras entran alimentos procedentes de países como Marruecos a los que no se les exigen las mismas condiciones.