Presencia cómo su marido abusa de su hija de 14 años y lo estrangula en el mismo momento

3

Soledad Magdalena, de 37 años, estaba encarcelada desde el pasado dos septiembre cuando acudió a una comisaría de Berazategui, en Argentina, para confesar que había asesinado a su marido, Cristian Senra, al presenciar cómo abusaba de su hija menor de edad, según informa Infobae. Esta semana, el pasado jueves, fue puesta en libertad, aunque con cargos tras relatar la pesadilla que ella y su hija, que había tenido con otra pareja, habían vivido.

En su declaración, Soledad explicó que Cristian Senra «estaba obsesionado» con su hija. Según contó, el día de su muerte el hombre llegó a casa y pidió hablar con la menor. «Me dice que solo quería hablar con ella, que salgamos las dos. Nos hace subir (al coche), me dijo ella se sentase delante y yo atrás. Empezó a amenazar y a echar la culpa a mi hija de todo, le decía que ella tenía la culpa de destruir el matrimonio, que ella había entrado en su cabeza», aseguró en su testimonio.

En ese momento, la mujer contó que el hombre se lanzó sobre su hija y la empezó a tocar «en el medio de las piernas». Ante esta situación, la mujer arrancó un cordón de su chaqueta y lo ahorcó. «Solamente intenté defenderla, recuerdo que le puse el cordón sobre el cuello le hice un giro como para apartarlo de mi hija. Él no se defendió en ningún momento y se desvaneció».

Soledad contó, además, detalles de su relación. «Me mantenía cautiva, los celos, los golpes empezaron a ser más diarios, cotidianos, pero siempre de la puerta para adentro» aseguró.

«Lo vivido por Soledad es un caso de legítima defensa establecido en el Código Penal. Se dan todos los requisitos que exige el artículo 34: Soledad defendió a su hija de un ataque contra su integridad sexual», han comentaso desde la agrupación Futura, que trabaja para la libertad de Magdalena desde el dos de septiembre cuando fue encarcelada.