Inicio Actualidad ¿Puede ser ministro de Trabajo del Gobierno de España un zarrapastroso que...

¿Puede ser ministro de Trabajo del Gobierno de España un zarrapastroso que nunca ha dado un palo al agua ni gestionado nada?

Nicolás Maduro y Pablo Iglesias

Pablo Iglesias quiere ser ministro de Trabajo. ¿Se imaginan en un gobierno europeo a un tipo tan zarrapastroso como este? ¿Puede ser ministro de Trabajo un tipo que no ha trabajado ni pagado nunca una nómina? ¿Puede ser ministro de España un tipo que llama «presos políticos» a los encausados por el ‘procés’? ¿Puede ser ministro de Trabajo quien jamás no ha gestionado otra cosa que su lujoso casoplón? ¿Puede ser ministro del Gobierno de España alguien tan ética y estéticamente reprobable?

Condición «sine qua non»

Entrar dentro del Gobierno será una de las condiciones “sine qua non” que Podemos exigirá hoy a Pedro Sánchez. Esta es la línea roja que el partido morado lleva expresando estos días de cara a la negociación para la investidura y que hoy ha vuelto a poner sobre la mesa Pablo Iglesias. La formación morada no contempla otro escenario de cara a la investidura y aunque a día de hoy tiene dudas de la “geometría variable” que el PSOE quiere usar para conformar su Ejecutivo, confía en que “antes o después nos pondremos de acuerdo y habrá un gobierno progresista”.

“Es evidente que tenemos que estar en el Gobierno”, ha confirmado él mismo en una entrevista en Los desayunos de TVE, donde ha asegurado que “es la única manera de garantizar que el PSOE cumpla con un programa de izquierdas progresista”. De cara a la investidura, Podemos no cederá ante la pretensión de los socialistas de incorporar al gobierno perfiles independientes, con guiños al partido morado, sino que, aunque no vetará los nombres que proponga Sánchez, ellos harán también sus propias propuestas. “Nosotros no vamos a plantear vetos a propuestas del PSOE, pero las personas que propongamos nosotros, las haremos nosotros”. Así, según ha desvelado, los asientos ministeriales que en Podemos manejan tiene que ver con la cartera de Trabajo para “luchar por los derechos sociales, proteger a los trabajadores y por la justicia social”.

En la entrevista, ante el silencio de Sánchez en estos días sobre las conversaciones para negociar la investidura, el secretario general de Podemos ha rechazado “volver a negociar el Gobierno al PSOE como en la moción de censura”. Se refiere Iglesias a que en esta ocasión, su partido no negociará con el resto de partidos para asegurarle la mayoría en la investidura y recalca a Sánchez que al pleno en el Congreso “tiene que llegar con el acuerdo hecho”. “Sería una tomadura de pelo que nos tocase otra vez negociarle la mayoría”, ha asegurado.

Iglesias descarta por tanto la idea que el Gobierno está lanzando en esos días sobre gobernar en solitario con acuerdos puntuales, y vuelve a reafirmar que “con la geometría variable” con la que Pedro Sánchez quiere estabilizar su Ejecutivo “no se pueden asegurar las políticas de izquierdas”. Con este argumento Podemos recalca que tiene que su formación tiene que estar dentro del Gobierno y recuerda que en la anterior Legislatura ya negociaron un acuerdo para los Presupuestos Generales del Estado que no garantizó al final su aplicación, al no estar dentro del Ejecutivo. Sobre sí apoyará o no la investidura socialista si estos no formulan una propuesta para que los de Iglesias ocupen un ministerio, el líder de Podemos no se ha pronunciado de manera clara pero ha asegurado que “no creo que Sánchez sea tan irresponsable de ir a una investidura sin tener un acuerdo de Gobierno”.

Crisis interna de Podemos

Tras celebrar el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos este sábado, Iglesias comienza ahora a reconstruir su partido tras el batacazo electoral sufrido en las urnas. Sobre la destitución de Pablo Echenique como secretario de Organización ha asegurado que ha sido una “decisión colectiva” y que ahora pasará a tener “un papel más institucional”. En cuanto a las responsabilidades atribuidas a los líderes territoriales por la sangría en votos en las elecciones autonómicas, Iglesias ha reconocido públicamente que “todos son responsables en Podemos” y “yo el primero como secretario general”. El partido confía ahora en que el diputado canario, Alberto Rodríguez “hará un trabajo excelente” y confía en las secretarías de nueva creación como la de círculos y participación (que tendrá como responsable a Ana Marcello), para reestructurar el partido a nivel orgánico. También nace una nueva secretaría que lleva por nombre la España vaciada y de la que se ocupará el secretario autonómico de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández Santos.