Puigdemont acelera la reforma para ser investido y que los ex consellers huidos gobiernen a distancia

7

Carles Puigdemont volverá a plantar cara. Rechazados todos los intentos para investir a otro president que no fuese él, a raíz de su paso atrás a principios de febrero, el ex presidente quiere volverlo a intentar. Y así se lo ha trasladado a los diputados de Junts per Catalunya con quienes se ha reunido este fin de semana en su nueva ciudad de residencia, Berlín.

Puigdemont ha pedido celeridad para tramitar, debatir y aprobar la reforma de la ley de la presidencia que le permita ser investido a distancia. De esta forma, tras la imposibilidad de investir a Jordi Sànchez, Puigdemont volvería a intentarlo con los apoyos garantizados de 70 diputados.

La propuesta de reforma la presentó unilateralmente Junts per Catalunya hace unas semanas, y ahora quiere modificar su redacción para permitir también, a los tres ‘consellers’ que se encuentran en Bruselas, gobernar a distancia, según ha podido saber OKDIARIO.

Acaba el plazo para presentar enmiendas

JXCat presentó la propuesta de reforma de ley el pasado 9 de febrero y los grupos parlamentarios tenían hasta hoy para presentar enmiendas. El grupo promotor, JXCat, es quien ha presentado las principales enmiendas para garantizar el nombramiento y efectividad de los consejeros que se encuentran en Bruselas, a la espera de la decisión judicial que debe decidir si los extradita a España o no. Solo Lluís Puig, Meritxell Serret y Toni Comín estarían dispuestos a continuar en el cargo.

La fórmula que plantea JXCat pasa porque los ex consejeros puedan participar en las reuniones del ejecutivo mediante vía telemática, siempre que se verifique su identidad y que no es suplantado. Por vía electrónica, JXCat entiende el correo electrónico, la videoconferencia y el teléfono.